Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 9:10

Isabel Diaz Ayuso aprovecha el verano para hacer “limpieza” en la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid está experimentando profundos cambios en las últimas semanas. Y es que, cumpliendo su promesa de reforma absoluta, Isabel Díaz Ayuso parece querer un cambio radical de “caras” dentro de su Gobierno. Algo que demuestra que la reforma prometida por la popular no se quedará únicamente en las listas por los municipios en los próximos comicios de 2023, sino que también tocará a algunos de los “grandes nombres” de su Ejecutivo regional.

“Dar una oportunidad a aquellos que no la han tenido”. Con estas palabras, Isabel Díaz Ayuso prometía, en el pasado Congreso del Partido Popular en Madrid, que los cambios estaban a punto de llegar al PP madrileño. Una promesa que hacía nada más llegar al poder como nueva presidenta del partido en Madrid, y que, actualmente, parece estar cumpliendo, tanto en la estructura del PP a nivel político y regional, como dentro de su propio Gobierno de la Comunidad de Madrid.

CAMBIO DE LIDERAZGO EN LAS CONSEJERÍAS DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Así pues, tal y como ha podido saber este diario, lo cierto es que Isabel Díaz Ayuso parece estar aprovechando el verano para llevar a cabo una profunda reforma dentro de su equipo de Gobierno regional. Una reestructuración que se centrará en un “lavado de cara” de algunas de las Consejerías más relevantes, a la vez que polémicas, de la Comunidad de Madrid.

Es el caso, tal y como avanzaba el Qué!Madrid, de las consejerías de Transportes y de Sanidad cuyos responsables, David Pérez y Enrique Ruiz-Escudero, presumiblemente quedarán fuera del Gobierno regional. Una “expulsión” que la presidenta de la Comunidad de Madrid podría dulcificar con el nombramiento de ambos como cabezas de lista en las municipales de 2023.

Sin embargo, no son éstas las únicas consejerías en las que Isabel Díaz Ayuso podría haber puesto ya el “dedo acusador”. Y es que otros departamentos del Gobierno regional, como es el caso de la consejería de Educación, podría estar viviendo ya una reestructuración casi total de sus altos cargos. Cambios que ya se han visto reflejados en los ceses comunicados por la Comunidad de Madrid, a través de su Boletín Oficial.

Ceses que, tal y como informan fuentes internas del partido, han generado gran tensión entre los diferentes integrantes de estos departamentos, que ven su futuro peligrar en las próximas semanas. Sobre todo, aquellos que tengan cierto “pasado casadista”, ya que la presidenta de la Comunidad de Madrid parece no haber olvidado aún la guerra interna que llevó a la dimisión a Pablo Casado.

NUEVAS CARAS AFINES A ISABEL DÍAZ AYUSO

A pesar de que apenas quedan unos pocos meses para los próximos comicios en Madrid, parece que la reestructuración tocará a muchas de las consejerías actuales de la Comunidad de Madrid. Y es que Isabel Díaz Ayuso parece estar decidida a repetir los buenos resultados electorales, haciendo un claro “lavado de cara” a su equipo de Gobierno antes de las próximas citas con las urnas.

Un lavado de cara en el que no sólo “desaparecerán” los casadistas, sino también algunos perfiles, como el de Enrique Ruiz-Escudero, que podría ser el próximo candidato del PP por Pozuelo, un auténtico “retiro dorado” para el consejero de Sanidad tras su lucha con el Covid-19 y su desgaste con la viruela del mono.

Y es que, tal y como prometía en el Congreso del partido en el pasado mes de mayo, Isabel Díaz Ayuso está más que dispuesta a dar una oportunidad a perfiles políticos más desconocidos hasta el momento. Políticos jóvenes, con mucha ilusión, y muy afines al perfil de la presidenta de la Comunidad de Madrid, que podrían ser los próximos “colocados” en la nueva estructura del Gobierno de la popular en la capital.

Una apuesta que también ha llevado a cabo la popular en algunos de sus nombramientos en las listas municipales, como es el caso de Noelia Núñez o Lucía Fernández. Mujeres jóvenes, comprometidas, y con gran afinidad con la presidenta de la Comunidad de Madrid, quien espera repetir un mapa completamente azul en Madrid en 2023 a través de este “juego de sillas” dentro del Partido Popular.