Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 10:03

La contaminación del río Jarama, el gran “tabú” del que nadie se hace responsable

Pasear en ocasiones por los municipios de la Comunidad de Madrid que atraviesa el río Jarama se convierte en una auténtica odisea. Y es que, el alto nivel de contaminación que tiene el mismo hace que desprenda un fuerte y desagradable olor que inunda todos los alrededores. Un problema que lleva años aconteciendo y del que ninguna autoridad competente se ha hecho cargo hasta el momento.

A partir del municipio madrileño situado en la zona noreste de la Comunidad de Madrid, Paracuellos, el alto nivel de contaminación se intensifica debido al gran número de residuos que acaban en las aguas del río. Una situación que se repite varias veces a lo largo del año pero que no se ha puesto solución ninguna.

Y es que, el río Jarama transcurre transcurre por un territorio protegido en el que se cruzan distintas competencias municipales, lo que da a lugar a que ningún ayuntamiento se decida a afrontar el problema y pasa la “bola” al compañero siguiente. Sin embargo, las quejas de los vecinos de la zona demuestran que se trata de un problema de contaminación grave que no pasa desapercibida en el día a día.

Al parecer, la mayor parte de los residuos que acaban llegando al río son de aguas depuradas y están autorizados por la Confederación Hidrográfica del Tajo, según indicó el Canal de Isabel II. No obstante, las asociaciones de ecologistas y vecinos de la zona aseguran que el río Jarama está lleno de basuras tiradas por el propio hombre.

Este hecho provoca una situación en la que el Jarama se convierte en un tema “tabú” para los Ayuntamientos de la zona y se convierte en un plan imposible aquel realizado hace 50 años: acampar a las orillas del río como si del Pantano de San Juan se tratase. Según un estudio de la Cátedra del Tajo de la Universidad de Castilla-La Mancha y Soliss, este afluente del Tajo arrastra una enorme cantidad de aguas residuales urbanas e industriales.

EL PROBLEMA DE DEPURACIÓN DEL RÍO JARAMA

El estudio indica que estas aguas residuales están insuficientemente depuradas. A pesar de que el Canal de Isabel II dice depurar estas aguas para devolverlas en condiciones óptimas, las aguas receptoras se encuentran en mal estado. Un problema que se agrava al tener en cuenta que es el río Tajo el cual recibe en su confluencia con el Jarama un aporte de aguas procedentes de aguas residuales “más de tres veces superior a su caudal”.

Los vecinos y residentes de San Fernando de Henares son testigos, entre el resto de personas afectadas de los municipios por los que pasa el río Jarama, de este importante problema medioambiental. Por ello, el Ayuntamiento de la localidad madrileña ha apostado por recuperar el antiguo buen estado del río creando la Alianza por la Recuperación del Río Jarama.

Una iniciativa que alienta la esperanza de los vecinos de la zona del Jarama que comienzan a ver la luz al final del largo túnel y que pretende concienciar a los más jóvenes de la importancia del citado río para que en el futuro vuelva al buen estado del que presumía en la década de los 60. Y es que, el río Jarama es uno de los más importantes de la región y actualmente se encuentra en un estado “vergonzoso”, tal y como indican residentes de la zona.

Papeles, latas, toallitas, compresas…el río Jarama se ha convertido con el paso de los años en un auténtico vertedero que afecta tanto al entorno como a los vecinos, quienes llevan décadas viendo aumentar el mal estado del afluente sin que nadie tome cartas en el asunto.