Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 5:38

Así será la nueva tarjeta transporte de la Comunidad: menos plástico, más polémica

El Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid ha anunciado que Madrid se despedirá más pronto que tarde de la famosa tarjeta roja de transporte público. Una medida que evidencia, una vez más, los grandes pasos que la digitalización está dando en la sociedad. Una digitalización que, sin embargo, no deja de sembrar polémica.

Realidades como pagar desde el teléfono móvil o consultar el horario de los autobuses desde una aplicación se han convertido en actos frecuentes que hace unos años eran impensables. Por ello, la región madrileña pretende dar un paso más y acabar con las tarjetas de transporte de plástico avanzando en los sistemas de transportes inteligentes.

Una iniciativa que supondrá la reducción del consumo de plástico, ya que cada una de estas tarjetas requería de dicho material contaminante para el medioambiente. Además, contribuirá a facilitar la información en tiempo real, de modo que se podrá saber en el momento si el abono transporte está “cargado” y cuántos viajes se tienen disponible.

ASÍ SERÁ LA TARJETA TRANSPORTE VIRTUAL

Esta tarjeta virtual, que emplearán cerca de mil usuarios, tendrá validez tanto en Metro como en los autobuses de la EMT y los autobuses interurbanos de la Comunidad de Madrid. Para poder acceder a ella tan solo habrá que tener disponible el apartado de “wallet”, un tarjetero virtual, en Android o iOS.

Sin embargo, todos aquellos que se resistan a las nuevas tecnologías tendrán la opción de continua usando la tarjeta física. Y es que, a pesar de que las autoridades madrileñas apuestan por la digitalización, la brecha digital es algo innegable que afecta a gran parte de la sociedad madrileña. Por ello, el Ayuntamiento de Madrid ha destinado 80.000 euros a reducir la brecha digital en el sur y el este de la región.

“Gracias al acuerdo, se pondrá en marcha un acompañamiento psicoeducativo y escolar de manera telemática a familias y alumnos en situación de vulnerabilidad para mejorar sus competencias digitales, personales y profesionales”, explicaban desde el Ayuntamiento de Madrid. No obstante, esta medida no influye en el hecho de que muchas personas prefieran seguir haciendo uso de la tarjeta de transporte en físico.

1.000 PARTICIPANTES EN LA PRUEBA DE DESARROLLO

Para llevar a cabo la puesta en marcha, que comenzará su periodo de prueba en octubre, la Comunidad de Madrid ha llevado a cabo “una inversión de 7,6 millones de euros, en el periodo 2021/25, para el desarrollo de la tecnología que permitirá el uso del teléfono móvil como tarjeta de transporte. Este contrato supone un paso más en la puesta en marcha de este sistema a medio plazo”.

La prueba piloto se desarrollará pasado el verano y participarán unos 1.000 usuarios del transporte público madrileño. A pesar de todo ello, son muchos los ciudadanos que se preguntan si esta medida llegará a “buen puerto” o se quedará en una simple propuesta de futuro.

Otra de las acciones realizadas por la Comunidad de Madrid en el ámbito de la digitalización ha sido el pago con el móvil para recargar la misma tarjeta, el plan Aparca+T o el BusLab entre otros proyectos relacionados con el Big Data y el Business Intelligence.

Por otro lado, muchos usuarios del transporte público de la Comunidad de Madrid se plantean el hecho de los abonos transporte de las personas de fuera de la provincia. Es decir, aquellas tarjetas de transporte que no son nominales y que, por tanto, tienen un uso temporal. Por su parte, el Consorcio de Transporte madrileño no ha aclarado nada al respecto.

La aplicación de la Tarjeta de Transporte Público es ya casi una realidad. Por ello, la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid se encuentra en la búsqueda de voluntarios con iPhone que quieran participar en la fase de desarrollo