Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 8:59

El segundo descubrimiento de América está en Madrid

El Museo de América de Madrid es un lugar mágico, repleto de historia y curiosidades donde podrás aprender sobre la historia y cultura del continente. Lo diseñaron Luis Moya y Luis Martínez Feduchi en 1942, este espectacular museo se inauguró 23 años después de forma parcial y hasta 1994, no consiguieron el resultado final. La presencia de España en el continente americano desde el siglo XV ha sido muy significativa para la historia, la cual este museo rememora mediante sus diferentes colecciones.

Tras contarte sus peculiaridades no podrás resistir ir a visitarlo. La dirección donde se encuentra es en la avenida de los Reyes Católicos, en el número 6. Exactamente, se sitúa en el campus de Ciudad Universitaria, muy cerca del Faro de Moncloa y ocupa una superficie total de 17.400 m².

A través de este museo, se puede viajar a América sin moverte de Madrid y por el escaso precio de 3 euros la entrada general. Además si tienes menos de 18 o más de 65 años, eres universitario o estás en el paro, la entra es totalmente gratuita. Y si tienes pensado ir en coche, el parking es gratuito los fines de semanas.

¿Qué características le hacen especial?

Las colecciones más antiguas provienen del Real Gabinete de Historia Natural de Carlos III (1771). Posteriormente, las compras y donaciones de piezas han ido añadiendo más valor y cuerpo al museo. Actualmente, lo forman más de 25.000 obras diferentes precolombinas, coloniales y virreinales.

En la actualidad, el museo se divide en 5 salas con temáticas diferentes pero con América como punto común. Estas sala, se reparten entre las dos plantas que tiene el edificio. La primera sala, se llama el conocimiento de América, donde podrás aprender sobre cómo los europeos descubrieron el continente americano, sobre la colonización y todo lo que supuso. El resto de salas se denominan: la realidad de América, la sociedad, la religión y la comunicación.

Otra peculiaridad es que la estructura del museo está inspirada en la arquitectura religiosa barroca de América, para darle más realismo y sus formas son semejantes a las habituales de los conventos con motivo de las salas de exposición que son entorno a claustro central repleto de plantas. Además, podrás descubrir, entre otras cosas, la indumentaria y pintura corporal típica para cada ocasión de los pueblos indígenas americanos.

Además, disponen de talleres infantiles para cursos escolares de infantil y primaria. Así, los niños podrán aprender de forma divertida y entretenida. También, puedes contratar el servicio de guías para obtener información ampliada y más detallada sobre las piezas que conforman el museo.

Por otro lado, además de tener las exposición permanente que ha ido formándose a lo largo de años, también suelen haber exposiciones temporales para que los visitantes disfruten del arte internacional, a través de diferentes obras que les proporcionan los distintos países del mundo.

En resumen, el Museo de América está formado por colecciones de arte, arqueología y etnografía americana que antes pertenecían al Museo Arqueológico Nacional e incluso antes de este, formaron parte del Museo de Ciencias Naturales. Es el único museo que ofrece un recorrido desde la prehistoria hasta 1970 en América, para conocer las diferentes culturas del continente americano.

Gracias a este museo dedicado exclusivamente a la difusión del patrimonio y cultura americana, los visitantes pueden aprender sobre el hombre americano, sus orígenes y su historia de la época que comprende desde la prehistoria a la actualidad. Además, no existe uno igual en Europa que abarque esta temática de manera monográfica. Por ende, el principal objetivo de este museo es dar a conocer las culturas iberoamericanas a través de sus colecciones.