Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 0:48

Ruiz Escudero “desliza” que la “promiscuidad” de los homosexuales aumenta el contagio por viruela del mono

Tras la pandemia del coronavirus, que afectaba a toda España, y especialmente a la Comunidad de Madrid, ahora es la expansión de la viruela del mono la que preocupa en la Sanidad pública madrileña. Algo ante lo que el departamento de Ruiz Escudero sigue dando declaraciones para calmar a la ciudadanía. Eso sí, no siempre con “acierto”. Y es que la Consejería de Sanidad podría haber vinculado la “promiscuidad” como elemento de riesgo en los contagios por viruela del mono en la capital.

La viruela del mono lleva semanas expandiéndose por todo el mundo. En España, el principal foco está en Madrid, donde ya se acumulan gran parte de los casos de toda la nación, superando los 1.000 positivos en viruela del mono. Una situación ante la que, sin embargo, la Consejería de Sanidad de Enrique Ruiz Escudero sigue llamando a la calma de la ciudadanía.

Eso sí, una calma que critica al Ministerio de Sanidad de Carolina Darias. Y es que, según el consejero madrileño, la tardanza con la que se están gestionando las vacunas desde el organismo ministerial es de lo más preocupante a la hora de controlar una “pandemia” como la de la viruela del mono en Madrid.

“Nos vamos enterando por los medios que el Ministerio adquiere 200 vacunas, que es absolutamente insuficiente para lo que requiere nuestra región” declaraba Ruiz Escudero. Palabras con las que decía no comprender “el por qué de esta tardanza y la falta de agilidad en la toma de decisiones”.

LA VIRUELA DEL MONO Y EL ORGULLO 2022 EN MADRID

Menos precaución ha tenido, sin embargo, el consejero de la Comunidad de Madrid a la hora de hablar de la expansión de la viruela del mono por la región. Y es que, durante varios días, Ruiz Escudero destacaba que Madrid estaba “en la curva epidemiológica” de contagios. Algo que, sin embargo, no llegaba a producirse.

Tampoco han sido afortunadas las palabras del consejero a la hora de hablar de la transmisión de este virus en Madrid. A pesar de que su segundo, Antonio Zapatero, dejaba claro en una entrevista con Onda Cero que la viruela del mono “no es una enfermedad de transmisión sexual, ni afecta sólo a homosexuales”, lo cierto es que desde la Consejería de Sanidad se ha centrado la preocupación en este colectivo.

Así pues, el pasado 10 de junio, Ruiz Escudero destacaba que, si los números de contagios se mantenían constantes en la Comunidad de Madrid, sería “fácil” controlar la expansión del virus, siendo suficiente con realizar campañas de recomendación e información durante las fiestas del Orgullo 2022.

Palabras que acompañaba después con una critica hacia el Ministerio de Sanidad y, nuevamente, su retraso en la entrega de vacunas. “Con toda la actividad que ha tenido Madrid este fin de semana” lamentaba Ruiz Escudero, en referencia al Mad Cool y al Orgullo LGTBI, que reunía a casi un millón de personas el fin de semana.

LA “PROMISCUIDAD”, UN FACTOR CLAVE

Sin embargo, el consejero de Sanidad no sólo señalaba al Orgullo, y especialmente al Ministerio de Sanidad, como factores “clave” de la expansión de la viruela del mono en la región. Y es que también destacaba que la falta de vacunación en “grupos de riesgo” podría provocar un nuevo aumento de casos.

“Grupos de riesgo” en los que, desde Sanidad, se definían como población con práctica de sexo en grupo con desconocidos, y múltiples parejas sexuales en el último año. Palabras con las que, desde Sanidad, se da a entender, vinculándose con otras declaraciones del departamento de Ruiz Escudero, que la “promiscuidad” de algunos sectores de población, en especial los homosexuales, podría ser un factor determinante en la expansión de la viruela del mono. Una vinculación profundamente desafortunada, que podría acabar estigmatizando, una vez más, al colectivo LGTBIQ+.