Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 17:11

Carabante hace la vista gorda con el coche de Joe Biden y le deja aparcar en la zona SER sin etiqueta

Joe Biden parece ser la “excepción a la norma” dentro de las restrictivas medidas del Ayuntamiento de Madrid en cuestión de contaminación. Y es que Borja Carabante, como responsable de este factor en el Consistorio madrileño, ha mantenido silencio ante “la Bestia” de Biden. Un coche oficial que consume hasta 60L cada 100km, y que ahora, se “pasea” por Madrid junto a una comitiva de 40 coches “escolta”. Todos ellos, sin etiqueta medioambiental.

La contaminación en Madrid es una cuestión que parece preocupar, y mucho, al Ayuntamiento de Madrid. Algo que ha provocado muchas de las medidas restrictivas de movilidad que existen actualmente en la capital española, y en especial, en la conocida “Almendra”.

Restricciones centradas, principalmente, en la necesidad de que los vehículos de los madrileños, y de aquellos que visiten Madrid, dispongan de una etiqueta medioambiental. Etiquetas que “premian” el grado de contaminación del vehículo, o que limitan su movimiento por la ciudad, en el caso de los más contaminantes.

Etiquetas que provocan miles de multas a lo largo del año en Madrid, tal y como conoce el departamento de Borja Carabante. El mismo departamento que, sin embargo, ha hecho la “vista gorda” ante la visita de Joe Biden, y su enorme “séquito”, a la capital española, con motivo de la celebración de la Cumbre de la OTAN.

ASÍ ES LA CONTAMINANTE “BESTIA” DE JOE BIDEN

Y es que el presidente de Estados Unidos no ha dudado en visitar Madrid por todo lo alto… y con su coche oficial. Un coche, apodado “la Bestia” que, sin duda, no ha pasado desapercibido en la capital española.

Algo que, desde luego, no es para menos. Y es que el coche oficial de Joe Biden es de todo, menos discreto. Para empezar, por su peso. Así pues, la limusina presidencial, el Cadillac One, de 5,5 metros de largo, pesa entre 6 y 9 toneladas.

Tamaño “imprescindible” para llevar algunos de los “complementos” más sorprendentes de los que dispone “la Bestia”: desde sangre conservada del Presidente norteamericano y de su familia, hasta un lanzagranadas. También cuenta con gas lacrimógeno, cámaras de visión nocturna, o bombonas de oxígeno.

Sin embargo, es el motor, y el consumo de este vehículo, lo que ha generado más polémica. Y es que el coche presidencial cuenta con un motor Duramax turbodiésel de 8 cilindros y 6.6 litros, con una potencia que va desde los 300 a los 330CV. Algo que, sin duda, hace que el coche sea muy rápido a la vez que seguro… y a la vez que muy contaminante.

Así pues, la “Bestia” de Joe Biden consume más de 63 litros cada 100 kilómetros, y produce 1.500 gramos de CO2 por cada kilómetro. Una contaminación que se suma a la de los 40 coches que hacen de “escolta” para la Bestia en las calles de Madrid estos días. Ninguno de ellos, con “etiqueta medioambiental” de Borja Carabante.

EL DELEGADO DE MEDIO AMBIENTE MIRA HACIA OTRO LADO

Pero esta falta de responsabilidad medioambiental de la delegación norteamericana, y en especial de Joe Biden, no parece molestar a Borja Carabante. Y es que el delegado de medio ambiente ha mantenido el silencio sobre esta situación.

Un silencio absoluto que se repite en el caso de los múltiples coches oficiales (de nuevo, muchos de ellos sin etiqueta) que están aparcados estos días en la Plaza Mayor de Madrid. Uno de los lugares más emblemáticos de la capital que, durante la Cumbre de la OTAN, está siendo utilizado como párking de las autoridades.

Un aparcamiento histórico al que, sin embargo, los madrileños no pueden acudir en sus coches particulares el resto del año, ya que se considera que es una zona que debe ser protegida de la contaminación desde el departamento de Carabante. Eso sí, el delegado de Medioambiente sí que está “preocupado” por la contaminación de los madrileños, “presumiendo” en las redes sociales de la baja afluencia de coches madrileños durante la cumbre de la OTAN.

“El uso del coche en hora punta ha bajado un 30,5% en la almendra central” ha asegurado Borja Carabante este miércoles, primer día de la Cumbre de la OTAN en Ifema. Palabras con las que el delegado ha demostrado que guardará silencio ante la “Bestia” de Joe Biden, pero que sigue manteniéndose muy vigilante ante las infracciones de los vehículos “contaminantes” de los madrileños.