Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 17:32

Un rincón literario que permite a los vecinos intercambiar libros gratuitos

Después de una de las ediciones más grandes de la Feria del Libro en Madrid hasta la fecha, en algunos rincones de la ciudad el espíritu literario ha llegado para quedarse. De ello se ha asegurado la plataforma de conexión vecinal Nextdoor que une a vecinos, comercios de barrio e instituciones públicas, que ha inaugurado un punto de intercambio de libros en la capital.

El espacio está ubicado en el centro cívico Zigia 28, cerca del metro Ciudad Lineal. Aunque nacido con motivo de la primera Feria del Libro propia del distrito, el ‘book crossing corner’ se mantendrá con carácter permanente. De hecho, está actualmente operativo, abierto en el mismo horario que el centro cívico.

El proyecto tiene un doble objetivo: facilitar las relaciones entre los vecinos del barrio a la vez que se fomente la lectura en la comunidad. A través de él, los lectores que deseen participar podrán llevarse de forma gratuita uno de los libros que haya disponibles en el rincón de intercambio a cambio de dejar un ejemplar para que pueda cogerlo otra persona. Con esta mecánica, logra mantenerse el número de libros, pero variando constantemente el catálogo de títulos.

INTERCAMBIO CULTURAL

Esta iniciativa busca que amantes de lectura compartan con el resto sus experiencias literarias. Asimismo, y si también te interesa compartir tus experiencias, la aplicación de Nextdoor ofrece una plataforma que busca fomentar la conexión entre tus vecinos, y por primera vez, lanza un espacio offline para que los interesados puedan reunirse de forma presencial y compartir sus vivencias.

El horario de este servicio es desde las 8:00 a las 20:00 horas. Su número de teléfono es (624 647 645) y el correo electrónico: [email protected] en caso que quieras contactarte con el centro y consultarles sobre cualquier duda.

Además, desde el 14 de junio, esta plataforma para conectar vecindarios, registra millones de propuestas ofreciendo ayuda a las personas que viven a su alrededor, así como la colaboración de más de 125 vecinos.

Por ejemplo, una persona de Alcobendas, ofreció una sesión gratuita de recetas de verano; y otro vecino de Vallecas, quien compartió en su perfil de la plataforma “8 consejos naturales para aliviar la ola de calor”.

Para Nextdoor, la vida de barrio es una prioridad y las tiendas de proximidad también. Por ello, cuenta con una plataforma dirigida a comercios locales para facilitar a los propietarios de pequeñas empresas su presencia online.

A través de esta plataforma, los vecinos tienen acceso a la información actualizada sobre los negocios de su barrio: desde cambios de horarios de apertura hasta ofertas de verano o promociones.

Al unir a vecinos y organizaciones, se puede cultivar un mundo más amable donde todos tengan un vecindario en el que puedan confiar. Habitantes de todo el mundo recurren a Nextdoor todos los días para recibir información confiable, dar y recibir ayuda, hacer cosas y establecer conexiones del mundo real con las personas cercanas: vecinos, empresas y servicios públicos.

Conectarse con los demás es una necesidad humana universal. Esa realidad de que los vecindarios se encuentran entre las comunidades más importantes de nuestras vidas, han sido los principios rectores de Nextdoor desde el principio.

OTRAS INICIATIVAS PARECIDAS

El funcionamiento de este nuevo proyecto en el que colaboran Nextdoor y Zigia 28 es similar al de diversos espacios repartidos por la ciudad. De hecho, algunas de las bibliotecas de la red pública madrileña, tales como la del Instituto Cervantes de Madrid, permiten a los usuarios donar libros de los que quieran prescindir para que otras personas puedan beneficiarse del servicio y adquirir libros de forma gratuita.

Además, en varios lugares de la capital se han realizado iniciativas parecidas en otras ocasiones, habitualmente de carácter efímero y muchas veces en la propia calle. El ejemplo más emblemático de ‘bookcrossing’ que hay en Madrid es el de las Bibliotecas Populares del Retiro, estanterías de ladrillo de servicio público que custodian títulos que están a disposición de todo el mundo.