Quantcast
lunes, 27 junio 2022 2:11

Cruz Roja te explica cómo donar sangre si estás tatuado

Donar sangre puede salvar vidas. Es una premisa que se mantiene año tras año. Y que este año cobra especial significado. Y es que, tras la pandemia y ante la llegada del verano, el nivel de reservas sanguíneas preocupa seriamente en la Comunidad de Madrid. Una situación ante la que es importante resolver todas las dudas respecto a la donación de sangre, siendo una de las más frecuentes la imposibilidad de donar sangre si se está tatuado. Lo resolvemos.

Pocos gestos tan pequeños pueden salvar tantas vidas. Y es que donar sangre es una de las actividades altruistas que más ayudan a la Sanidad española a poder salvar decenas de vidas a lo largo del año. Una sangre que es almacenada por los servicios sanitarios, y que se convierte en el soporte de vida de muchos pacientes. Algo que hace que, en plena Semana de la Donación de Sangre, muchos se planteen convertirse en donantes, tanto casuales como habituales, aportando así su pequeño grano de arena.

Sin embargo, es aquí donde las dudas surgen. Sobre el peso que se debe tener, los medicamentos compatibles con la donación, etc. Y es entre estas dudas en las que surge una de las más frecuentes, y que afectan cada vez a más ciudadanos madrileños: cómo y cuándo se puede donar sangre, cuando se está tatuado.

LAS CONDICIONES PARA DONAR SANGRE CON TATUAJES

En conversaciones con Cruz Roja, Qué!Madrid ha conseguido una clara respuesta: tener tatuajes no te excluye de poder salvar vidas. Eso sí, con unas pequeñas condiciones que hay que cumplir.

Así pues, tal y como fuentes de Cruz Roja han confirmado a este diario, es importante y necesario que una persona que quiera convertirse en donante, y que esté tatuada, lleve al menos cuatro meses sin añadir tinta a su piel. Es decir, que todos sus tatuajes deben tener, al menos, cuatro meses de presencia en el cuerpo del donante.

Una condición que está estipulada en el largo formulario que se completa antes de que un donante sea aceptado para extraer sangre. Un formulario que se convierte en una herramienta clave, siendo la muestra del “compromiso” del donante hacia la salud del prójimo.

Y es que, antes de la donación, no se exige a ninguna persona tatuada que “demuestre” que ese tatuaje lleva más de cuatro meses en la piel. Una tarea que resultaría, según las fuentes de Cruz Roja, “imposible”. Sin embargo, el formulario entregado a los donantes debe ser completado con total sinceridad. Así pues, este documento se convierte en una pieza fundamental si, con el paso del tiempo, esa sangre donada provoca algún problema en el paciente que la ha recibido, siendo el donante el gran responsable.

Cuatro meses que, tal y como explican desde el Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid, son necesarios para comprobar la viabilidad de la sangre. Y es que, tal y como han destacado fuentes del Centro a este diario, esos cuatro meses podrían mostrar si la aguja del tatuaje, por ejemplo, estuviese contaminada.

“Es un periodo de seguridad por si acaso la persona, cuando le hicieron el tatuaje, le transmitieron alguna enfermedad con la aguja” señalan desde el Centro de Transfusiones. “Es requisito legal del Real Decreto 1088/2005. Cubre el periodo ventana de riesgo de transmisión de diversas enfermedades transmisibles por la sangre”.

UN MOMENTO DE GRAN NECESIDAD EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Así pues, todos aquellos que estén tatuados desde hace menos de cuatro meses, quedan excluidos de la donación. Eso sí, destacan desde Cruz Roja, únicamente de forma temporal, hasta que se cumpla este plazo.

Tiempo tras el que podrán donar sangre completamente seguros, tanto los donantes como los receptores. Una donación que es muy necesaria dentro de la Comunidad de Madrid. Y es que, tal y como señalan fuentes del Centro de Transfusiones, aún no se ha logrado alcanzar el nivel de reservas sanguíneas previo a la pandemia. Un problema que aumenta en verano, debido a la falta de donantes.

Problema ante el que, en esta Semana de la Donación de Sangre, se pide nuevamente solidaridad a todos los madrileños. Una solidaridad, en forma de sangre, que puede salvar vidas.