Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 4:11

Los Veranos de la Villa y su curioso punto de origen

“Veranos de la Villa” se celebra este año un verano más en Madrid. Una nueva edición que se presenta repleta de actividades y propuestas para los meses de julio y agosto. El festival cultural volverá a tomar las calles como elemento principal con actividades cercanas y llamativas diseñadas para todos los públicos que quieran disfrutar de esta iniciativa.

En esta ocasión el festival llevará a acabo su 38ª edición. Después de mantenerse casi cuatro décadas formando parte de los veranos madrileños, este se ha consolidado como una de las principales alternativas de aquellos que se quedan en la ciudad durante los meses estivales. De hecho este fue su punto de origen.

Veranos de la Villa fue creado en el año 1985 por el aquel entonces primer alcalde de Madrid de la democracia, Enrique Tierno Galván. Esta idea partió de la base de ofrecer una programación cultural y de calidad para aquellos que se quedaran en Madrid durante los meses de verano. De este modo se intentó reunir una gran oferta cultural en la ciudad con la principal intención de recuperar la vitalidad y la creatividad en los espacios públicos.

En todos estos años los Veranos de la Villa ha acogido multitud de eventos y de conciertos con actuaciones de importantes artistas nacionales e internacionales. En la pasada edición se pudo disfrutar de artistas como Pastora Soler, Salvador Sobral, Pitingo o Natalia Lacunza. Además se sumaron espacios culturales como la cineteca, el centro cultural Conde Duque o el Teatro Español que quisieron formar parte del evento.

ESENCIA GRÁFICA EN SUS CARTELES

A lo largo de todas sus ediciones el festival ha apostado por plasmar su propio estilo en las diferentes portadas de sus carteles. Destacando especialmente el logotipo del año 2006 que se mantuvo durante varios años. Diseñado por Manuel Estrada se convirtió en un elemento característico del propio festival. Partiendo de un triángulo isósceles dividido por la mitad daba como resultado unos coloridos triángulos con un doble significado, la simbología de la letra v por el nombre del festival y la referencia a las típicas banderitas propias de las fiestas populares.

En 2016 el icono se renovó con un diseño más vivo. Compuesto por Cristiano Baumgartner y Tessa Doniga consiguieron darle una nueva identidad visual y gráfica. De esta forma consiguieron una imagen natural y sencilla, representando los principales eventos como la música, el baile, los deportes, un vuelo de cometas, una batalla con pistolas de agua o un concierto.

En la edición pasada de 2021 la ilustradora Lara Lars fue la encargada de crear el cartel. Empleando la técnica del collage, propia de la artista, esta hizo uso de colores pastel y elementos del verano como helados, piñas, sandías o refrescos junto a la ciudad de Madrid y algunos de sus edificios más representativos. Esto dio como resultado un cartel plagado de elementos asociados a los veranos, cuya intención pasa por despertar las ganas de disfrutar de Madrid y de su oferta cultural.

ESPECTACULOS UNIVERSALES

Este año la programación de los veranos promete estar cargada de una gran agenda. Conciertos, obras de teatro, danza, circo, exposiciones, además de actividades infantiles. Estas se llevaran a acabo en diferentes puntos de la ciudad con el fin de celebrar la vuelta a la normalidad.

Veranos

El primero de estos espectáculos tendrá lugar el 5 de julio cuando se de comienzo a la serie de actividades previstas. Lúmen- uma historia de amor parte de un espectáculo lumínico procedente de la compañía portuguesa Alcobaça. Las figuras llevaran a cabo un recorrido por diferentes calles de la capital comenzando en la plaza de Isabel II, pasando por la plaza de Oriente y terminando en la Plaza de España. De este modo se pretender iluminar Madrid a través de una narrativa musical y de movimiento.