Quantcast
sábado, 2 julio 2022 9:25

Los conductores de la EMT: la aristocracia del “funcionariado”

Los conductores de autobuses de la EMT de Madrid son trabajadores públicos, estando integrados dentro de la estructura de la administración pública española. Trabajadores del Estado que pueden disfrutar de unas condiciones laborales muy superiores a las de otros trabajos de carácter privado. Unas condiciones a las que se puede acceder a través del propio sistema de empleo de la EMT, debiendo cumplir los candidatos unos pocos requisitos.

Cerca de tres millones. Ese es el número de personas que, en España, ejercen dentro del sector público. De entre ella, casi la mitad son funcionarios de carrera en España, según los datos de 2021. Trabajadores públicos entre los que se encuentran los conductores de los famosos autobuses azules de la capital española, los autobuses de la EMT.

Unos trabajadores que, según la propia página web de la EMT, son ostentan más de 9.000 plazas públicas. Así pues, la EMT destaca que “el equipo humano está formado por 9.729 trabajadoras y trabajadores“. Más de 9.000 plazas en las que los funcionarios que ofrecen “servicios de transporte” son más de 8.000, mientras que aquellos que se encargan de “movilidad” son 544.

Trabajos que, durante la pandemia del coronavirus, salieron a la luz como empleos indispensables para el correcto funcionamiento de la ciudad. Una “necesidad” de la capital española por ofrecer un servicio esencial y eficaz de transporte en autobuses urbanos. Algo que parece servir como “explicación” de las condiciones laborales de estos trabajadores de la EMT.

MÁS DE 25.000 EUROS AL AÑO COMO CONDUCTOR DE AUTOBÚS

Condiciones laborales en las que el salario a percibir no es, ni por asomo, desdeñable. Así pues, tal y como destaca el convenio colectivo de la EMT para el periodo 2021-2023, los conductores de la EMT pueden “presumir” de tener un sueldo base de más de 25.000 euros al año.

En concreto, según este convenio, un conductor de autobuses recibe una remuneración mensual base de 1.862,40 euros. Una retribución que, posteriormente, se ve incrementada por los diferentes “pluses” a los que estos trabajadores de la EMT tiene acceso. Pluses entre los que se encuentra, como concepto, la “antigüedad” de estos trabajadores, a los que se les abona 21,75 euros mensuales por cada uno de los cinco primeros años de servicio, y 13,90 euros mensuales por cada uno de los restantes años.

“Plus de servicio en domingo”, “plus de servicio en sábado”, “prima de actividad” o “fiestas abonables” también se encuentran contemplados como beneficios “extra” para estos conductores. Del mismo modo, también cuentan con una de las figuras casi “desaparecidas” del mundo laboral: el cobro de las horas extraordinarias, por las uqe un “conductor de servicio” puede cobrar, según el documento de la EMT, hasta 15 euros por hora extraordinaria empleada en el trabajo.

Un salario unido a los 30 días de vacaciones naturales que el convenio contempla para estos funcionarios, que pueden disponer de ellos de una clara manera: 21 días para el periodo de las vacaciones de verano, y otros nueve días al año para escoger las fechas que mejor se adhieran a su interés. También el horario es distinto al de cualquier otro trabajador ya que, según este convenio, un conductor de autobús deberá trabajar siete horas y media diarias, siendo solo siete horas efectivas, y media hora de descanso del trabajador. Una cifra menor a loas ocho horas diarias que están establecidas de cara a cualquier trabajador del ámbito privado.

ASÍ SON LAS CONDICIONES PARA ENTRAR EN LA EMT

Condiciones de salario y de trabajo que hacen que muchos se planteen conseguir un puesto dentro de la EMT. Una solicitud de empleo, a través de convocatoria de plazas, que deja claros los puntos fundamentales de la solicitud.

Así pues, todos aquellos que deseen entrar en esta “aristocracia” de funcionarios, deberán contar, como primer requisito, con la nacionalidad española, o de cualquiera de los estados miembros de la Unión Europea. Del mismo modo, deberán estar en posesión del carnet de conducir de la clase D, “con una antigüedad mínima de seis meses desde su expedición hasta la fecha de la convocatoria”. Un carnet que, en la fecha, deberá contar con al menos 10 puntos del Permiso de Conducir, siendo necesario un certificado de la DGT.

A nivel estudios, será necesario contar con el Certificado de Aptitud Profesional (CAP), así como con el Título de Graduado en ESO o equivalentes. Pequeñas normas a cumplir que, sin embargo, prometen un futuro indefinido y con un sueldo envidiable por muchos. Un sueldo que facilita a los conductores de la EMT formar parte de la “aristocracia” del funcionariado en España.