Quantcast
sábado, 24 septiembre 2022 23:12

La salida de Berzal deja La Latina sin sus mercadillos medievales

Fue salir José Manuel Berzal del Partido Popular y de la presidencia del distrito La Latina y desaparecieron esos “lucrativos” mercadillos medievales. Algunos vecinos los echan de menos. Otros tenderos de la zona también, aunque deslizaban que el precio que pagaban por tener derecho a colocar uno de sus puestos les parecía algo elevado. Pero todos coinciden en que ha sido salir Berzal y han desaparecido como por arte de magia esos mercadillos que tanto dinero daban para todos y cada uno de los participantes. El porqué se dejaron de celebrar es un misterio comentado tanto por los vecinos como por los populares que conocían al concejal. Pero ni Berzal ha vuelto a aparecer por ahí ni esa joven mano derecha que se paseaba entonces por La Latina.

El barrio de La Latina era, hasta hace unos años, famoso por sus particulares mercadillos medievales. Unos mercadillos que parecen haber desaparecido del famoso madrileño en los últimos tiempos. Pero no debido a la crisis económica, ni a la pandemia del coronavirus, sino a la “repentina” salida del concejal-presidente del distrito, José Manuel Berzal.

Madrid es una ciudad en la que cualquier tipo de expresión cultural es bienvenida. Desde una exposición de arte renacentista, hasta recreaciones históricas de algunos de los momentos más importantes de la capital, pasando por conciertos de reggaeton y K-Pop. Un contexto en el que ferias como los mercadillos medievales son bien acogidos por el gran público madrileño, tal y como se puede comprobar año tras año en sus diferentes celebraciones por todo el territorio de la capital española.

Y es en el barrio de la Latina donde estos mercadillos cobraban un especial carácter y simbolismo. No en vano, el céntrico barrio de La Latina es conocido por mantener algunos de los espacios medievales más auténticos de todo el casco antiguo de Madrid.

Algo que parece haberse olvidado en La Latina desde que, hace un año, el PP de Madrid decidía expulsar de su cargo al concejal-presidente del distrito, José Manuel Berzal. Así pues, desde la salida del popular de la Concejalía del distrito y su joven mano derecha, los vecinos de La Latina no han podido disfrutar excesivamente de este tipo de celebraciones, anteriormente muy frecuentes en el barrio.

BERZAL, EL “DEFENSOR” DE LOS MERCADILLOS MEDIEVALES

Ausencias de celebraciones “medievales” en La Latina que demuestran Berzal era el gran “defensor” de estos eventos en el distrito. Un auténtico “aficionado” a este tipo de celebraciones que no dudaba en conceder permisos para que se celebraran mercadillos medievales en las históricas calles del distrito.

Puestos de pan artesano, venta por peso de distintos productos, espadas de madera hechas a mano, joyería “tradicional”… Muchos eran los pequeños puestos que invadían las calles de La Latina en estas celebraciones. Puestos, ambientados en la época medieval madrileña, que también ofrecían bebida y comida “de época” a sus visitantes .

Panorama que parecía gustar, y mucho, al antiguo concejal del distrito. También a su hombre de confianza (y de reparto), que no dudaban en celebrar, con sospechosa frecuencia, estos eventos en el barrio de La Latina. Una práctica, que ya se había convertido en una ‘tradición’ en el barrio, que ahora parece haber desaparecido de las calles de la Latina, al igual que su antiguo presidente popular.

EL CAMBIO DE CONCEJALÍA DEJA A LA LATINA SIN “TRADICIÓN” MEDIEVAL

Los vecinos lo echan de menos. También los vendedores de los puestos y los organizadores de estos eventos, que parecen echar en falta pagar ‘la minuta’ para colocar sus distintos puestecillos en el madrileño barrio de La Latina.

Y es que, tal y como confirman fuentes de los Servicios Culturales de La Latina a Qué!Madrid, hace aproximadamente un año que el barrio no celebra ninguna fiesta medieval en sus calles. Tiempo que coincide con la salida forzada de Berzal de la Concejalía. Una salida que también iba acompañada de la salida de otros grandes aficionados a la temática medieval, como es el caso de los ‘acompañantes’ de costumbre del ex concejal, y de su hombre de confianza.

Falta de programación medieval en La Latina que proviene directamente desde la dirección del distrito, que parece haber abandonado este tipo de licitaciones en el barrio. Algo que, seguro, entristece a los gestores de los locales de la feria medieval, que se han quedado sin uno de los lugares predilectos de Madrid para este tipo de actividades.

Tenderos, gestores y ciudadanía que, a día de hoy, echan de menos la mano abierta de Berzal y su hombre de confianza para las licencias de las ferias medievales, extintas en el barrio desde su salida de la Concejalía de La Latina. Una salida que ha provocado que, en el antiquísimo barrio de Madrid, ya no huela a cerveza artesana, pan caliente… ni a dinero contante y sonante entre los puestecillos de los amores de José Manuel Berzal.