Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 13:14

Los últimos coletazos de la “corrupción” del PP dejan a Pozuelo sin las piscinas prometidas

En 2008, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, dirigido por el Partido Popular, destinaba más de 23 millones de euros públicos a la construcción del polideportivo Valle de las Cañas. Un polideportivo que acababa en manos del ex tenista José López-Maeso. Una polémica concesión pública en la que el ex profesional se comprometía a construir unas piscinas exteriores en dichas instalaciones para los vecinos del municipio. Piscinas que, casi 15 años después, siguen brillando por su ausencia.

Pozuelo de Alarcón podía presumir, en 2008, de haber construido un gran centro deportivo de 200.000 metros cuadrados de extensión. Una construcción deportiva que costó a las arcas públicas de Pozuelo más de 23 millones de euros.

Sin embargo, pronto sorprendía la noticia de que este polideportivo, nada más ser construido, era adjudicado a una empresa llamada Grand Slam 5 S.L. Una empresa recién creada por el ex tenista José López-Maeso. Ex profesional del tenis que estaba casado con Nieves Molpeceres, hija de uno de los empresarios investigados por el caso Lezo. Algo que, desde el primer momento, vinculó la concesión privada de polideportivo a la cuestionable gestión del PP en el municipio. Una situación que se mantiene a día de hoy, ya la familia e cuestión aún dirige esta concesión.

Concesión polémica que, al menos inicialmente, vincula al ex tenista y a su familia con el centro deportivo de Pozuelo de Alcorcón durante 40 años. Años en los que, a pesar de la brutal inversión realizada desde las arcas públicas del Ayuntamiento, la familia paga un alquiler de 1.000 euros al mes, tal y como apuntaban informaciones de Moncloa.com en el momento de la concesión.

NI RASTRO DE LAS PISCINAS PROMETIDAS

Eso sí, desde el Ayuntamiento de Alcorcón se imponía una ‘exigencia’ clara hacia los actuales directores de este emplazamiento. Así pues, desde Grand Slam S.L. se comprometían a construir las piscinas de exterior del polideportivo, para el uso y disfrute de los vecinos de Pozuelo de Alarcón.

Sin embargo, casi 15 años después de la concesión del polideportivo a la familia del ex tenista, no hay rastro de las piscinas prometidas. Y no se espera, a corto plazo, que se conviertan por fin en una realidad.

Algo que ha podido comprobar este diario. Y es que, tal y como han asegurado fuentes cercanas al polideportivo, no hay plan alguno de construcción. “Esto es algo también del Ayuntamiento” han defendido desde el centro. Palabras muy distintas a la promesa realizada por Grand Slam S.L. a los pozueleños. Palabras que, a su vez, demuestran el error de la adjudicación del antiguo gobierno de Pozuelo hacia esta familia, asociada de algún modo al partido.

UN CAMPO DE GOLF EN EL ‘DESÉRTICO’ TERRENO DE LAS PISCINAS

Piscinas que podrían acabar siendo una promesa incumplida de la familia del ex tenista hacia el Ayuntamiento. Y es que, la compañía parece estar más centrada en un proyecto de un campo de golf, antes que en cumplir con su compromiso con el Ayuntamiento.

Así pues, según los documentos a los que se ha tenido acceso, la realidad es que José López-Maeso cuenta con los terrenos de las piscinas exteriores para ese diseño de campo de golf. Un proyecto que acabaría casi con la totalidad de las probabilidades de que, 15 años después, el centro cumpla con su compromiso ante el Consistorio de Pozuelo.

Absoluto desdén hacia el compromiso adquirido, que aumenta aún más la polémica sobre la concesión de este gran centro deportivo. Y es que, a pesar de su incumplimiento, el Ayuntamiento de Pozuelo sigue sin retirar la concesión a la compañía. Inacción del Consistorio que provoca que, más de diez años después de la polémica apuesta del Ayuntamiento, los vecinos de Pozuelo sigan sin poder disfrutar de sus piscinas exteriores. Un verano más, y contando.