Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 17:10

La hostelería no entiende la solución de Yolanda Díaz para la falta de camareros: “¿pagarles más?”

El sector hostelero, en toda España, está comenzando a levantarse de la crisis sufrida durante la pandemia del coronavirus. Un proceso largo de recuperación en el que la hostelería se está encontrando con un gran problema. Y es que la falta de personal cualificado hace casi imposible cubrir las plazas demandadas en los locales, mientras que los costes inasumibles hacen peligrar el sector. Una realidad que parece no afectar al Ministerio de Trabajo.

Sin duda alguna, durante la pandemia del coronavirus, el sector de la hostelería ha sido uno de los más golpeados. Y es que las principales restricciones frente al Covid-19 estaban enfocadas hacia los locales de hostelería. Una lastra de la que, poco a poco, se va recuperando el sector.

Eso sí, la tarea no resulta sencilla. Y es que, a pesar de que muchos restaurantes y bares ya han reincorporado sus plantillas al 100%, las buenas cifras que se esperan de cara al verano hacen que cada vez haga falta más personal. En concreto, personal cualificado… que no abunda.

LA INESPERADA REACCIÓN DEL MINISTERIO DE TRABAJO

“La solución es pagar adecuadamente” ha destacado, preguntado sobre esta falta de personal, el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey. Unas palabras que subrayan lo que ya dijo, hace apenas unos meses, la actual ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz. “Les doy una pista: páguenles más. Ofrézcanles mejores condiciones de trabajo” destacaba la ministra.

“Pagar adecuadamente, cumplir con los descansos y las jornadas laborales, y permitir la conciliación familiar. Cuando esto suceda, estoy seguro que las vacantes se esfumarán como la espuma” destacaba este martes Pérez Rey.

Palabras que han dejado absolutamente perplejos a muchos de los empresarios del sector de la hostelería. Y es que la “simplicidad” de las declaraciones del Ministerio de Trabajo demuestran la falta de conocimiento que existe actualmente sobre las demandas del sector hostelero.

HOSTELERÍA MADRID LAMENTA LAS PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL MINISTERIO DE TRABAJO

“La simplificación que se ha hecho nos sorprende”. Así muestra su absoluto asombro el director general de Hostelería Madrid, Juan José Blardony, a este diario.

Así pues, desde Hostelería Madrid nos explican que parece que la Cartera de Trabajo “no está entendiendo la cantidad de problemas a los que los hosteleros nos estamos enfrentando”. Problemas entre los que destaca el fuerte “endeudamiento” de algunos propietarios, unido a la “complicada situación provocada por la pandemia”.

“Estamos aguantando las plantillas al 100%, con una bajada en el consumo muy importante” ha destacado Blardony. Una situación en la que resulta difícil salir a flote, mientras que, desde las administraciones, pocas son las facilidades ofrecidas. Y es que, a pesar de la situación, el Ministerio de Trabajo no ha “fomentado políticas para mejorar las condiciones de formación y contratación” de profesionales de la hostelería.

Algo que sería clave, no sólo para acabar con el problema de contratación que sufren muchos propietarios hosteleros, sino también para ayudar a que la contratación de nuevo personal no implique un brutal desembolso para estos propietarios, muchos de ellos, autónomos. Y es que, por cada trabajador contratado, el propietario debe asumir casi el mismo coste de impuestos y seguridad social. Un desembolso que, en estos momentos, supone un gran esfuerzo para muchos locales, aún endeudados por la pandemia.

FALTA PERSONAL CUALIFICADO

Pero, tal y como recuerda el director general de Hostelería Madrid, “no todo son las condiciones salariales”. Y es que la hostelería está experimentando un brutal crecimiento a nivel empleo, mientras el personal cualificado sigue cayendo lentamente.

Hay gran necesidad de personal cualificado, debido al crecimiento del sector. Hay una gran demanda” explica Blardony. Un crecimiento que ha hecho que, en apenas diez años, el sector hostelero pase de 1.100.000 trabajadores, a rozar los 1.700.000 empleados.

Un crecimiento que, sin embargo, no ha tenido su paralelismo en las posibilidades de contratación. Y es que, actualmente, hay dos millones de jóvenes menos que hace diez años. Jóvenes de los cuales muchos no se encuentran buscando empleo, ni buscando formarse en el sector de la hostelería. Algo que hace que, independientemente de la oferta económica que se haga, el sector hostelero tenga que tener colocado, de forma constante, el cartel de “se necesita personal”. Sin que ello haga que el Ministerio de Trabajo ‘trabaje’ en encontrar una solución a un sector que crea cada vez más empleo, y que contribuye de forma esencial a la economía nacional.