Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 17:02

El Ayuntamiento niega un homenaje en Gran Vía a dos ‘iconos’ de la ciudad, a pesar de la petición popular

Los conocidos como heavys de Gran Vía finalmente no tendrán su particular homenaje en la principal calle madrileña. La propuesta ha sido rechazada en el pleno del Ayuntamiento celebrado esta semana tras recibir la negativa de PP y Cs además de la abstención de Más Madrid, PSOE y Vox a la proposición presentada por el Grupo Mixto en el Pleno de Centro.

De este modo los ‘Heavies de Gran Vía’ se quedan de momento sin su estatua a las puertas de la antigua tienda de discos Madrid Rock, donde cada día se les puede ver posicionados merodeando la zona. Los principales grupos políticos que han votado en contra creen que no representan la historia e identidad de la Gran Vía de Madrid» por lo que no ven la necesidad de homenajearles.

Sin embargo los heavies de Gran Vía son considerados por muchos como iconos vivos de la capital. Los dos hermanos José y Emilio Alcázar se han convertido en referentes de andantes del número 25 de la Gran Vía donde todas las tardes se les puede ver apostillados en la zona.

Esta propuesta de reconocerles en la ciudad no es algo novedoso y ya se pretendió llevar a a cabo hace unos años. En 2013 se realizó una recogida de firmas en la web change.org mediante la cual se pedía una estatua para los hermanos. La solicitud obtuvo 2.254 firmas pero no se llevó a termino, por ello ahora se ha vuelto a la carga aunque sin éxito de momento.


CASI 20 AÑOS EN LA GRAN VÍA

Se llaman José y Emilio Alcázar pero son más conocidos como los heavies de Gran Vía. Estos dos hermanos gemelos llevan casi 20 años posicionándose cada tarde enfrente del número 25. Sin embargo no es casual si no por elección propia y con un motivo reivindicativo que lo hagan en este punto.

El motivo radica en la tienda de discos Madrid Rock, la cual se encontraba ubicada en dicho punto y de la que ambos eran asiduos. Esta tienda nació a principios de los ochenta como un establecimiento exclusivo donde se podían comprar cassettes, vinilos o CD entre otros productos musicales que solo que se encontraban de venta allí. Sin embargo en 2005, después de 24 años abierta, la tienda decidió cerrar sus puertas.

Los heavys llevan casi 20 años posicionándose cada tarde enfrente del número 25 de la gran vía madrileña

El cierre supuso un duro golpe para ellos dado que consideraban la tienda parte de ellos mismos. Por ello los heavys asiduos a frecuentar la tienda musical y no contentos con su cierre llevaron a cabo este acto como una forma de reivindicar el rock y el heavy metal. Además de protestar contra el capitalismo que se ha llevado por delante el cierre de tiendas de segunda mano, teatros o cines, convirtiendo La Gran Vía en una calle muy distinta a como era hace años.

De este modo estos hermanos se han convertido por si solos en un emblema de Madrid. Conocidos por muchos transeúntes se han ganado su propia fama y reconocimiento por si solos. Por lo que con o sin estatua, ellos seguirán siendo los míticos heavys de Gran Vía.