Quantcast
miércoles, 6 julio 2022 9:31

La Comunidad de Madrid agota los fondos del plan MOVES

Los concesionarios avisan ya a sus clientes de que es posible que no cobren las ayudas de la Comunidad. Una falta de ayudas que afecta especialmente en la venta de vehículos eléctricos en la capital española. Fondos que, sin embargo, mantienen desde el Gobierno regional gracias a un sistema de “lista de espera”.

Los vehículos eléctricos se han convertido, en los últimos años, en la gran incógnita de los madrileños a la hora de escoger un nuevo vehículo. Y es que cada vez son más los madrileños que se deciden por comprar un coche eléctrico o híbrido, en detrimento de los tradicionales diésel y gasolina. Una decisión en la que las ayudas estatales y autonómicas a este tipo de vehículos tiene un gran peso.

Ayudas que, en la Comunidad de Madrid, se centran en el plan de Movilidad Eficiente y Sostenible (MOVES). Un proyecto, creado a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que busca potenciar el uso de vehículos más respetuosos con el medio ambiente, y de cero emisiones. Un objetivo que buscan conseguir gracias a los fondos económicos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Europeo.

ASÍ ES EL PLAN MOVES EN MADRID

400 millones de euros. Este es el presupuesto inicial lanzado desde el Gobierno nacional a las comunidades autónomas para llevar a cabo la ejecución de programas de incentivos ligados a la movilidad eléctrica (MOVES III). Un presupuesto dirigido, especialmente, a la “compra de vehículos eléctricos y el despliegue de infraestructura de recarga para estos vehículos”.

Un plan que desde el Gobierno se ha dejado en manos de las comunidades autónomas. Así pues, desde la Comunidad de Madrid, ‘presumen’ de la disponibilidad de ayudas a este tipo de vehículos, activas desde 2021.

“Desde el 23 de julio de 2021 se pueden solicitar las ayudas del Programa MOVES III para la adquisición de vehículos eléctricos” destacan desde la Comunidad de Isabel Díaz Ayuso. Ayudas que, en el caso de la capital española, alcanzan los 35.081.000 euros, y que serán gestionadas por la Fundación de la Energía.

Sin embargo, apenas un año después de la activación de estas medidas, y por segunda vez, la Comunidad de Madrid se ha quedado sin fondos para el plan MOVES. Algo que ha provocado la ‘paralización’ de estas ayudas a los coches eléctricos.

LOS CONCESIONARIOS ADVIERTEN A SUS CLIENTES

“Los fondos están agotados”. Esta es la afirmación que se repite de forma constante en los concesionarios. Así pues, desde el primer momento, desde la venta de este tipo de vehículos ya se avisa de las dificultades que tendrán los madrileños para acogerse a este plan a favor de la movilidad cero emisiones.

Una falta de ayudas que, tal y como sostienen fuentes consultadas por este periódico, no se sabe cuándo se solucionará, siendo pocos los concesionarios que se atreven a ‘confiar’ en que sus clientes puedan acogerse a esta medida. Tanto es así que legan a advertir que otros clientes han tardado “cerca de dos años” en cobrar la ayuda tras la adquisición de su vehículo eléctrico.

Tardanza que se une a la falta de fondos para este Plan ‘eléctrico’ en la Comunidad de Madrid. Una situación que se produce por segunda vez, sin que se conozca a día de hoy si habrá un ‘MOVES IV’ que reactive estos incentivos en la capital española.

LISTA DE ESPERA EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Sin embargo, desde la Comunidad de Madrid, se mantiene activas estas ayudas, a pesar de la falta de fondos para su cumplimiento. Así pues, desde el Gobierno regional, se ha apostado por un sistema de ‘lista de espera’.

“Ahora mismo, lo que nosotros hacemos es gestionar las reservas para esta ayuda” reconocen desde los concesionarios consultados. Unas reservas que, según la Comunidad, estarán activas hasta el fin de 2023.

“Continúa abierto el plazo para la presentación de nuevos expedientes” destacan desde la web oficial del proyecto. Eso sí, reconocen que se está “generando una lista de espera que se atenderá por orden de registro en función de la disponibilidad de nuevos fondos”.

Palabras que confirman que aquellos madrileños que quieran apostar por un coche eléctrico, deben hacerlo sin contar, ‘a priori’ con la ayuda del plan MOVES. Un plan que se queda por segunda vez sin fondos, y que deja a Madrid sin plan de movilidad ecológica hasta nuevo aviso.