Quantcast
martes, 24 mayo 2022 15:31

«Algo huele a podrido en Chamberí»: y no es sólo la basura acumulada en las calles

El distrito de Chamberí no es sólo uno de los más populares de la capital española. También se ha convertido en uno de los lugares más sucios. Algo sobre lo que vecinos y asociaciones vecinales se quejan día tras día. Una queja ante la basura acumulada que siempre recibe la misma respuesta del concejal del distrito: silencio absoluto.

Ríos Rosas. Gaztambide. Gregorio Marañón. Alonso Cano. Lugares que se encuentran incrustados dentro del distrito madrileño de Chamberí. Una zona en la que los madrileños disfrutan del Museo Sorolla, el Teatro Amaya o la famosa calle Ponzano. Una zona que, sin embargo, se ha convertido en el centro de la basura y del «despropósito».

Así lo denuncian los vecinos del distrito, cansados ya de acumular basura y desperdicios, principalmente de cartón y vidrio, en las puertas de sus hogares. Algo que, lamentan, es «la situación normal» a la que han tenido que acostumbrarse.

«NO hay más que dar una vuelta por chamberí para ver que está lleno de mierda»

«Es todo un absoluto desmadre» nos aseguran desde la Asociación Vecinal ‘El Organillo’ de Chamberí. Un desmadre provocado, principalmente, por los bares y locales de la zona, que parecen no querer respetar las normas de desperdicios del lugar.

«Tiran el vidrio a las 2:30 de la madrugada. Con el cierre. Llamamos a Medio Ambiente, y pusieron un servicio de recogida de basura especial para los locales, con un cubo específico. Pero ellos siguen tirando su vidrio a los contenedores de la Comunidad» lamentan los vecinos de Chamberí. Una actitud que provoca amontonamientos de vidrio y cartón por todos los rincones del distrito.

Una situación que se repite en distintas calles del distrito: desde Ponzano, Escosura, o la calle Galileo. Algo que preocupa y molesta cada vez más a los vecinos, que se temen la invasión de insectos o ratas de cara al verano, con la llegada del calor, si no cambia la situación.

«Pasan días sin que se recoja. Damos prácticamente un aviso al Ayuntamiento cada semana» nos aseguran desde la asociación vecinal. Unas quejas que no han sido contestadas desde el Consistorio. Ni mucho menos, por el conocido ‘Concejal Desgracia’ del distrito.

EL CONCEJAL DEL DISTRITO ‘APOYA’ A LOS LOCALES

Basura que se acumula en las calles del distrito mientras su responsable, el concejal Francisco Javier Ramírez, guarda silencio ante las asociaciones vecinales. Y es que, según aseguran fuentes a este diario, es el concejal quien debería controlar las actuaciones de las empresas contratadas para la recogida de residuos.

Un concejal que mantiene «el silencio», según fuentes de El Organillo. Silencio que parece otorgar el apoyo del concejal popular a los bares, ante los cuales parece hacer la ‘vista gorda’ por sus terrazas. Unas terrazas que también crean polémica entre los vecinos, no sólo por la contaminación acústica, sino por su descarado incumplimiento de las nuevas normativas.

Y es que, desde el pasado mes de febrero, estas terrazas deberían haber reducido su espacio en la vía pública, concedido debido a las restricciones pandémicas. Así pues, la normativa implica que las terrazas dejen liberadas, al menos, el 60% de las plazas de aparcamiento.

Una estipulación que no se cumple, a pesar de las palabras del concejal, quien dice que se están retirando las terrazas, a la vez que muestra su apoyo a los hosteleros. Y es que, tal y como nos aseguran estos vecinos, el concejal ha llegado a asegurar que se ha «dejado los huevos» en conseguir esas terrazas, y no pretende abandonarlas. Aunque ello provoque que la basura y el olor a podrido ahoguen a los vecinos del distrito de Chamberí.