Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 4:42

La Puerta del Sol se quedará sin su monumento más fotografiado después de las obras y remodelación de la estación de metro

La Puerta del Sol se encuentra actualmente en obras. La plaza esta siendo sometida a una restructuración que supondrá la reordenación de sus fuentes, la agrupación de sus quioscos y el cambio de sitio de monumentos tan emblemáticos como El Oso y el Madroño o la Mariblanca.

Sin embargo habrá un elemento que desaparecerá tras las obras, será la tradicional ballena que da acceso al Metro y al Cercanías. Recientemente conocimos que su ballena desaparecerá una vez terminen las obras. El monumento más fotografiado de la mítica plaza se despedirá del lugar después de pasar 13 años en ella.

La ballena, que fue inaugurada en la Puerta del Sol en el año 2009, dice adiós a la plaza para ser sustituida por una estructura rectangular y transparente de vidrio, con forma ovalada que contribuirá a liberar la plaza de uno de los obstáculos que impedían una visión total del espacio. De este modo la zona de la Puerta del Sol va a ser totalmente remodelada, con el fin de peatonalizar la zona. Esta previsto que las obras finalicen en la primavera de 2023, teniendo una duración de 12 meses.

la ballena dice adios despues de 13 años situada en la puerta del sol 

Las obras que cuentan con un presupuesto de 10,7 millones de euros, comenzaron el pasado mes de marzo y esta previsto que terminen en la primavera de 2023, dado que tienen establecido un plazo de ejecución de 12 meses. Este proyecto de reforma fue aprobado en el mes de febrero por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la Comunidad de Madrid después de presentarse el proyecto hace dos años.

REMODELACIÓN DE LA ESTACIÓN DE METRO

La plaza no es el único lugar de Sol que se encuentra en obras, la estación de metro también esta siendo sometida a mejoras. Esta semana se ha conocido que la empresa Adif ha invertido 7,5 millones en realizar mejoras en la estación de Cercanías de Sol. Estas obras afectaran principalmente a las líneas de cercanías C-4, C-3 y C-3a y se llevaran a cabo con el objetivo de dotar las líneas y los espacios de nuevas salidas de emergencia y nuevos equipos de protección contra incendios.

El objetivo es optimizar las condiciones de evacuación y ventilación de la estación dado el aumento de viajeros y usuarios que se espera en la estación por la nueva conexión con la estación de Gran Vía de Metro.

Otra de las novedades de las obras del transporte es la construcción de un pozo vertical para la evacuación de la estación hasta el exterior con salida a la calle Aduana. De esta forma las nuevas salidas de emergencia quedarán conectadas para su evacuación al exterior a través de una red de galerías soterradas que dispondrán de zonas de refugio para personas con discapacidad.

La estación de metro ha sufrido diferentes mejoras a lo largo de estos años desde su puesta en marcha en octubre de 1919. Las ultimas remodelaciones en el año 1985 sobre el amplio entramado de cañones y pasillos subterráneos y convirtieron el proyecto de construcción en una obra de gran complejidad, sin embargo a pesar de las dificultades, no se cerró el servicio de metro en ningún momento.