Quantcast
domingo, 25 septiembre 2022 1:20

José Fernández (PP) arrebata las fiestas del 2 de mayo a los madrileños

Este pasado lunes, 2 de mayo, Madrid celebraba una de sus festividades más importantes. La celebración de la revolución contra los franceses, y el levantamiento del pueblo de Madrid contra la invasión francesa. Un pueblo madrileño que estuvo presente en todos los discursos políticos pero al que, sin embargo, arrebataron la celebración de este día de la Comunidad.

Nadie se esperaba lo que pasó en Madrid en 1808″ destacaba, en la Casa de Correos, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Palabras con las que destacaba la valentía de los madrileños, que se levantaron “como un solo hombre” contra la invasión de Francia. “Madrid es la España necesaria. La que todos los ciudadanos deseamos. La unidad, la complicidad compartida. La de libres e iguales” destacaba la presidenta.

Un discurso en el que ensalzaba al pueblo madrileño, asegurando que es la gran representación de la “España real”. Un pueblo que esperaba a la presidenta de la Comunidad de Madrid a las puertas de la Casa de Correos, vitoreando a la presidenta popular, a la que pedían fotografías y autógrafos.

Sin embargo, la celebración de esta gran festividad de los madrileños se acababa, casi de inmediato, con el fin de los actos oficiales en la Puerta del Sol. Y es que el Ayuntamiento de Madrid no parecía tener cuerpo para ‘fiestas’.

SIN CELEBRACIONES EN LAS CALLES DE MADRID

Así pues, la plaza del 2 de mayo de Madrid se encontraba este año más vacía que nunca, a pesar del fin de gran parte de las restricciones contra el coronavirus. Soledad de la plaza de Madrid en su día grande que se explicaba debido a la ausencia de programación del Consistorio de José Luis Martínez-Almeida.

Un vacío en la plaza que contrastaba radicalmente con lo que se vivía en los años pre-pandémicos. Y, en especial, del gobierno de Manuela Carmena, años en los que esta festividad estuvo llena de actividades. Así pues, apenas unos pocos eventos tuvieron lugar en las calles de Madrid durante el 2 de mayo, a pesar de las ganas de los madrileños de celebrar la festividad.

Ganas de los madrileños que se encontraron de frente con la fuerte presencia policial. Coches de policía por doquier, aparcados incluso en la calle y en la plaza. Presencia policial que impidió la celebración de los madrileños en las calles del distrito madrileño, así como que los locales alegraran con música la celebración del 2 de mayo. Situación que acabó provocando una ‘batalla campal´, y que dejó, como resultado, una plaza, y calles cercanas, invadidos de basura.

EL CONCEJAL PRESIDENTE DEL DISTRITO, EL RESPONSABLE DE LA ‘DESAPARICIÓN’ DE LAS FIESTAS

Así pues, a pesar de las evidentes ganas de los madrileños de volver a celebrar estas fiestas por todo lo alto, después de más de dos años de pandemia, la organización del Ayuntamiento dejó mucho que desear. Y en concreto, la labor del concejal del distrito Centro, responsable de esta festividad, José Fernández Sánchez.

Cuatro son las grandes fiestas de Madrid que dependen de este concejal. San Antón (17 de enero), el 2 de mayo, San Antonio (13 junio), y la Virgen de la Paloma (15 agosto). Festividades separadas entre ellas, y que son momentos tradicionales y emotivos dentro de Madrid capital.

Sin embargo, en el caso del 2 de mayo y tal y como han podido experimentar los madrileños en sus propias carnes, parece que la festividad no es de gran relevancia para el concejal. Así pues, ante la inactividad del concejal del Ayuntamiento para el distrito Centro, y de la fuerte presencia policial en las calles, los madrileños vieron como les era arrebatada una de sus fiestas mayores. Una fiesta mayor que celebra, tal y como recordaba la presidenta de la Comunidad, la valentía y la fuerza del pueblo madrileño… pero que era celebrada sin el pueblo homenajeado.