Quantcast
miércoles, 25 mayo 2022 0:29

Piden 27 años de cárcel por matar a una amiga para robarle 14.000 euros en dinero y joyas

La Fiscalía de Madrid solicita 27 años de prisión para un acusado de acuchillar hasta la muerte a una mujer con quien había mantenido una relación de amistad para robarle 7.000 euros que tenía escondidos en su casa, y joyas por valor de 6.960 euros.

El fiscal le imputa los delitos de asesinato y robo con violencia, al tiempo que le reclama una indemnización en concepto de responsabilidad civil para los familiares de la víctima de 143.960 euros. El juicio se celebrará por jurado popular este miércoles en la Audiencia Provincial de Madrid.

El escrito de acusación refleja que, sobre las 14 horas del 21 de mayo de 2019, R. Z. S. acudió al domicilio de una mujer con quien había mantenido una relación de amistad, motivo por el cual había llegado a conocer donde guardaba sus joyas y una importante cantidad de dinero en su vivienda.

Aunque ya se había roto la relación de amistad y «llevaban varias semanas sin hablarse», el acusado se presentó cuchillo en mano en el domicilio de la víctima y le exigió que le entregara el dinero y las joyas.

Ante la negativa de la mujer, el hombre, «con el propósito de intimidarla y que le dijera dónde guardaba los objetos de valor», le pinchó con el cuchillo en dos ocasiones en el abdomen, ocasionándole dos heridas de poca profundidad.

A continuación, la dueña del piso intentó zafarse produciéndose un forcejeo entre ambos, en el transcurso del cual, el acusado le hizo múltiples cortes, «uno en la espalda y numerosos en ambos brazos y manos».

Tras el forcejeo, R. Z. S., le clavó el cuchillo «hasta en siete ocasiones» y, finalmente, le asestó otras dos cuchilladas en el cuello, una de las cuales le seccionó la yugular «produciéndole finalmente un shock hipovolémico que le causó la muerte».

La agresión, según el fiscal, «se prolongó durante cierto tiempo, causando el investigado de forma intencionada a la víctima, con su ataque, un sufrimiento innecesario al ser objeto de una violencia desmedida y gratuita al asestarle múltiples puñaladas y cortes por todo el cuerpo».

Tras dar muerte a la mujer el acusado, que se encuentra privado de libertad por estos hechos desde el día 26 de mayo de 2020, registró la casa y en una de sus dependencias encontró las joyas y el dinero que la mujer tenía guardado, en una cantidad aproximada de 7000 euros, «abandonando a continuación el lugar con el dinero y numerosas joyas en su poder».