Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 8:43

El Ayuntamiento prefirió pagar comisiones millonarias a aceptar mascarillas gratuitas de la Unión de Policía Municipal

José Luis Martínez-Almeida se encuentra en pleno escándalo por los presuntos cobros de comisiones en contratos de material sanitario durante la pandemia. Polémica a la que ahora se une la información obtenida en exclusiva por el Qué!Madrid, y que demuestra que había otras vías de obtención de material sanitario, totalmente gratuito, en marzo de 2020.

El 26 de marzo de 2020, pocos días después de determinarse el Estado de Alarma en España, la Unión de Policía Municipal (U.P.M) se ponía en contacto con el Ayuntamiento madrileño dirigido por José Luis Martínez-Almeida. Un contacto que se producía por carta, y en el que la asociación policial ponía en “conocimiento” del alcalde su intención de hacer una “donación altruista” de material de protección frente al Covid-19, escaso en esos primeros momentos de pandemia.

“Estamos en disposición de poder realizar una donación altruista de material de protección frente al Covid-19, en el desarrollo de las funciones propias que a diario desarrollan los miembros de la Policía Municipal” destacan en la misiva. Material que desde la asociación policial ponía en manos del Ejecutivo del alcalde de Madrid de forma inmediata, solicitando instrucciones de actuación para realizar esta donación. “Solicitamos encarecidamente y a la mayor brevedad posible la autorización para iniciar los trámites y poder hacer efectiva dicha donación” señalan en la carta dirigida al alcalde popular.

INSISTENCIA ANTE EL SILENCIO DE ALMEIDA

Una carta fechada apenas dos días después de la adjudicación del polémico contrato del Ayuntamiento de Madrid en el que intervenía el primo del alcalde. Y que ahora es investigado por la Fiscalía Anticorrupción, debido a las presuntas comisiones que cobraron los adjudicatarios en la entrega de un millón de mascarillas al Ayuntamiento por más de seis millones de euros. Misiva que, sin embargo, parece que fue ignorada desde el Palacio de Cibeles.

Ante el silencio administrativo del equipo de Almeida, la Unión de Policía Municipal insistía unas semanas más tarde. Una segunda misiva, fechada el 6 de abril de 2020, en la que el apremio y la preocupación ante la pandemia son más que evidentes.

“continuamos a la espera de su posible autorización”

“Teniendo muy en cuenta lo complicadísimo de sus apretadas jornadas de trabajo” señalan desde la U.P.M “nos dirigimos a usted para recordarle que continuamos a la espera de su posible autorización para poder llevar a buen puerto nuestro ofrecimiento desinteresado”. Así pues, la asociación policial insistía en la urgencia de la situación, y su interés en garantizar el bienestar de los agentes policiales, una de las primeras líneas profesionales frente al Covid-19. “Solicitamos encarecidamente que a la mayor brevedad posible, se sirva en comunicarnos su decisión al efecto de agilizar los trámites oportunos y poder llevar esta donación en tiempo y forma, para evitar aumentar los no deseados contagios de muchos de nuestros compañeros”.

COMISIONES MILLONARIAS PAGADAS DESDE EL AYUNTAMIENTO

Insistencia y ofrecimiento que, sin embargo, no recibieron respuesta del Ayuntamiento de Madrid en plena pandemia y Estado de Alarma. Quienes, en cambio, sí recibieron respuesta, fueron los empresarios que, ahora, podrían provocar la salida de Almeida del Ayuntamiento de Madrid.

Así pues, en la misma semana en la que la U.P.M ofrecía el material sanitario gratuito a Almeida, desde el Ayuntamiento se adjudicaba el polémico contrato de las mascarillas. Un contrato, de más de seis millones de euros, que prometía la adquisición de un millón de mascarillas por parte del Ayuntamiento de Madrid. Adquisición que se ha visto envuelta en la polémica debido al presunto cobro de comisiones por parte de los empresarios que obtuvieron el contrato, y que salpica al primo hermano del alcalde, quien actuó, presuntamente, como intermediador.

Contrato que ha hecho que los partidos de la oposición ya piensen en una moción de censura contra el alcalde de Madrid. Una moción que, actualmente, Begoña Villacís no secunda. Sin embargo, las nuevas informaciones apuntan a que, en plena pandemia, el Ayuntamiento de Madrid prefirió pagar 6 euros por cada mascarilla adquirida, antes que aceptar las ofrecidas, gratuita y desinteresadamente, por la U.P.M.