Quantcast
miércoles, 5 octubre 2022 20:46

El ayuntamiento hace ‘oídos sordos’ ante la contaminación acústica de Chamberí

Los vecinos mantienen su ‘guerra’ contra la insoportable situación acústica en el distrito de Chamberí. Ruido ensordecedor contemplado en las ordenanzas públicas “incumplidas” del Ayuntamiento de Madrid, y por el concejal del distrito, Javier Ramírez. Situación que ha vuelto a poner a los vecinos del distrito en contra de los hosteleros de la zona.

El distrito de Chamberí, y en especial el barrio de Gaztambide, es una de las zonas más concurridas dentro de la oferta de ocio de Madrid. Una condición que, a pesar de ser una gran ventaja para sus calles a nivel económico, complica la vida de los vecinos en muchas ocasiones.

Tanto es así, que el Ayuntamiento de Madrid incluye a Gaztambide dentro de la Zona de Protección Acústica Especial. Una figura de protección municipal que delimita las áreas acústicas en las que se incumplen los valores que determinan la calidad acústica.

Así pues, según los informes de la sesión de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid en su sesión del 10 de febrero de 2022, Gaztambide mantiene su condición de zona ZEPA. Una condición en la que el Ayuntamiento se compromete a “aprobar los acuerdos, decretos y resoluciones complementarios que sean necesarios para el desarrollo y cumplimiento de lo establecido en el Plan Zonal Específico”.

“INCUMPLIMIENTO” DE LAS ORDENANZAS

Compromiso del Ayuntamiento de Madrid que, sin embargo, parece no cumplirse el distrito de Chamberí. Tal y como aseguran los vecinos de la zona, la situación desde la llegada de la pandemia del coronavirus se ha convertido en algo insostenible. Y es que la colocación de terrazas, y el “incumplimiento” de las normativa han acabado con la paciencia de los habitantes del lugar.

Así pues, la última ordenanza aprobada, el pasado mes de enero, establecía nuevas sanciones y contemplaba la protección de las zonas acústicas y zonas medioambientalmente protegidas. Del mismo modo, dejaba sin efecto la normativa Covid que permitía a los locales de hostelería ampliar sus terrazas por la zona peatonal y en las zonas de bandas de aparcamiento. Es decir, acababa con gran parte de estas terrazas, dando así voz a las más de 20 solicitudes de los vecinos del lugar.

Sin embargo, tal y como aseguran fuentes de la Asociación Vecinal ‘El Organillo’ de Chamberí, esta ordenanza ha sido incumplido sistemáticamente por el Ayuntamiento desde su aprobación. Y es que, tres meses después de la aprobación de la medida impulsada por Begoña Villacís, las terrazas continúan con su actividad, y el ruido supera los límites acústicos permitidos.

“EL AYUNTAMIENTO INCUMPLE, Y LOS HOSTELEROS HACEN LO QUE QUIEREN”

“Hay incumplimiento de la ordenanza del Ayuntamiento” señalan a este diario desde la Asociación, que muestra su enfado ante la situación. “Han quitado parte de las de Gaztambide, pero los hosteleros continúan con su estrategia” aseguran los vecinos.

Y es que, según la asociación vecinal, no sólo no se han cumplido con las ordenanzas, sino que la situación cada vez es peor. Tanto, que según estas fuentes, cada vez las terrazas son más extensas, impidiendo el paso a los portales en muchas ocasiones. Del mismo modo, el ruido, la música y el ajetreo del público de estos locales llega a agobiar a los vecinos.

Situación que, lamentan desde la Asociación, la Policía local no es capaz de controlar. “Hay muchísimos menos policías municipales y, sin embargo, hay cerca de 400 terrazas más” han asegurado.

EL CONCEJAL DE CHAMBERÍ SILENCIA A LOS VECINOS

Cuestión que ha sido llevada por ‘El Organillo’ en repetidas ocasiones ante el concejal de Chamberí del Ayuntamiento de Madrid, Javier Ramírez. La última, este 6 de abril, recibiendo siempre la misma respuesta: silencio absoluto.

Y es que, tal y como ha contado la asociación de vecinos a este diario, y tal y como se puede comprobar en los documentos del Pleno, Ramírez se ha negado a escuchar a los vecinos del distrito. Una negativa que ha justificado oficialmente a través de un ‘formalismo’ administrativo.

“No ha contestado a la pregunta por no estar presentada entre interrogaciones” lamentan los vecinos. Una crítica que es confirmada oficialmente desde la documentación del pleno, que destaca que la iniciativa de la Asociación “no puede encuadrarse […] por no referirse a una sola cuestión ni formularse en una frase interrogativa”.

Silencio administrativo desde la Concejalía del distrito de Chamberí, y del Ayuntamiento al que pertenece, que choca con el enfado de los vecinos del distrito. Y es que, mientras los políticos callan, los vecinos de Chamberí siguen soportando una contaminación acústica ensordecedora.