Quantcast
sábado, 3 diciembre 2022 20:08

El histórico Tren de la Fresa regresa en abril: un viaje al pasado que conecta Madrid y Aranjuez

Conocer de primera mano como eran los viajes a principios del siglo pasado es posible gracias al histórico Tren de la Fresa. A bordo de unos coches de madera de casi un siglo de vida, los madrileños tienen la oportunidad de vivir en primera persona un recorrido entre Madrid y Aranjuez que les trasladará un centenar de años atrás.

El recorrido realizado rememora el desplazamiento que llevaban a cabo los vecinos de Madrid desplazándose hasta la ciudad de Aranjuez, en el cual tardaban cerca de siete horas. Años más tarde, este recorrido se comenzó a hacer en ferrocarril, siendo el primero de ellos de la comunidad autónoma y el segundo de la península.

Desde su inauguración en 1984, el Tren de la Fresa ofrece a sus visitantes, los fines de semana de primavera y otoño, un viaje en el tiempo y el espacio único en el mundo. La reina Isabel II fue la encargada de mandar construir la línea ferroviaria que unía la capital con el Palacio Real de Aranjuez.

Esta temporada se cumplen más de treinta años de viajes ininterrumpidos entre Madrid y Aranjuez, por lo que desde la Comunidad de Madrid han dado pistoletazo a la venta de las entradas para la nueva temporada. A partir del 24 de abril el Tren de la Fresa comenzará a realizar sus recorridos turísticos destinados para todos los públicos y especialmente para las familias.

Aunque hay muchas maneras de viajar entre Madrid y Aranjuez, tan solo el Tren de la Fresa ofrece la experiencia de transportarse en una locomotora de época con vagones restaurados que se usaron hasta los años 70. Estos coches en los que se montan los viajeros reciben el nombre de ‘Costa’, construidos por la compañía MZA entre 1914 y 1930.

El Museo del Ferrocarril de Madrid, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Aranjuez, Patrimonio Nacional y la propia Renfe son los encargados de llevar a cabo esta iniciativa que comenzará en apenas unas semanas. En la anterior temporada del Tren de la Fresa se llevó a cabo la restauración de dos coches procedentes de Gran Bretaña y Francia que en su momento pertenecieron a un tren de lujo.

El recorrido que realiza el Tren de la Fresa comienza en el Museo del Ferrocarril hasta la ciudad madrileña de Aranjuez. Durante el trayecto que dura aproximadamente una hora, los viajeros son atendidos por varias azafatas vestidas de época que los invitarán a fresas. Estos frutos, según indican los organizadores de la experiencia, son recogidos por la mañana en Aranjuez y se entregan en el viaje de vuelta que parte a las 18.30. 

“DURANTE EL TRAYECTO QUE DURA APROXIMADAMENTE UNA HORA, LOS VIAJEROS SON ATENDIDOS POR VARIAS AZAFATAS VESTIDAS DE ÉPOCA QUE LOS INVITARÁN A FRESAS”

Los viajeros de este sorprendente tren pueden elegir entre los tres itinerarios turísticos disponibles organizados por la Fundación de los Ferrocarriles de España:

  • La primera ruta incluye un recorrido por Aranjuez en el Chiquitrén y una visita guiada por el Jardín de la Isla y el Parterre, todo ello en el entorno del Palacio Real de Aranjuez.
  • La segunda ruta contempla un recorrido guiado en barco turístico por el Tajo de unos 45 minutos de duración, además de una visita guiada a pie por la mañana por el Jardín del Príncipe, el Parterre y el Jardín de la Isla. 
  • La última opción de ruta supone una visita a los jardines y se añade el traslado y visita a la zona monumental de Aranjuez, incluyendo una visita al Palacio Real y al Museo de Falúas Reales.  

Los precios de la experiencia varían en función del itinerario elegido, rondando entre los 25 euros el más barato y 40 euros la ruta más cara. Los menores de un metro de altura viajan gratis si no ocupan asiento y los niños menores de 1 a 1,40 metros de altura tienen descuento en el precio inicial. El Tren de la Fresa ha participado en numerosas películas, tanto nacionales como internacionales, por lo que sin duda alguna es una gran oportunidad para viajar en el tiempo sin moverse de la Comunidad de Madrid.