Quantcast
martes, 7 febrero 2023 11:55

Más Madrid presenta una demanda contra el convenio urbanístico de Valdecarros

El grupo municipal de Más Madrid ha presentado este miércoles una demanda contra el convenio urbanístico de Valdecarros al considerarlo “especulativo, ilegal e inviable”, ha informado la formación en un comunicado.

“Nos oponemos a un diseño urbanístico que no construye ciudad sino sólo viviendas, donde llegan los residentes pero nunca llegan los servicios, los equipamientos deportivos, ni el transporte público”, ha subrayado el portavoz de Desarrollo Urbano de Más Madrid, Paco Pérez.

Más Madrid ya presentó en julio del año pasado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El grupo municipal ha detallado que, a pesar de la firma del convenio entre el Ayuntamiento y la Junta de Compensación en mayo de 2021, “las obras de urbanización no se deberían haber iniciado ya que el proyecto de urbanización que se está ejecutando es de 2009 y en 2012 el Tribunal Supremo anuló 22 desarrollos urbanísticos planteados en el Plan General de 1997, Valdecarros incluido, lo que dejó sin efecto todos los trámites e instrumentos aprobados hasta ese momento”.

A lo que suman que el convenio además no debió firmarse nunca “porque arrastra y asume irregularidades de las que el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida era consciente”. “Parte del suelo que formará parte del Parque Lineal del Manzanares, ya expropiado por el Ayuntamiento como consecuencia de varias sentencias judiciales que así se lo indicaban, siguen incluidos en el ámbito de Valdecarros como suelos a obtener”, han detallado.

Paco Pérez ha recordado que la actual Corporación “no sólo desistió de tramitar la modificación que arreglaba este problema en 2019, realizada en el mandato anterior, sino que pretende cambiar la clase de suelo a través de un acuerdo de la comisión de seguimiento del Plan General”.

La tercera razón que esgrime Más Madrid es que el convenio “viabiliza el desarrollo de Valdecarros por etapas, con una duración temporal mínima de 25 años pero queda demostrado que dicha ejecución no es acorde a derecho ya que no se podrá garantizar la prestación de los servicios públicos necesarios de forma autónoma e independiente para los residentes de cada una de las ocho etapas”.

Según Más Madrid existe “un desfase programado mínimo de unos dos años para que las zonas verdes estén en funcionamiento, y de entre seis y ocho para que los equipamientos estén construidos”.

Para el principal grupo de la oposición, “con Valdecarros, Madrid seguirá creciendo con los mismos parámetros que se pensaron hace casi un cuarto de siglo, con el Plan General de Ordenación Urbana de 1997”.

En este sentido, ha insistido el concejal Paco Pérez, se oponen a “un diseño urbanístico que no construye ciudad, sino sólo viviendas, donde llegan los residentes, pero nunca llegan los servicios, los equipamientos deportivos, ni el transporte público. Donde no hay comercios, ni locales de restauración, sólo avenidas sobredimensionadas”.