Quantcast
miércoles, 7 diciembre 2022 19:05

El Hospital Clínico San Carlos inaugura la nueva Unidad de Terapias Experimentales en Cáncer

Este nuevo servicio ha conseguido aislar los linfocitos de tumores en 18 pacientes con cáncer de ovario

El Hospital Clínico San Carlos ha inaugurado este lunes la nueva Unidad de Terapias Experimentales en Cáncer, que facilitará a personas diagnosticadas de una enfermedad oncológica en fase precoz acceder a tratamientos personalizados dentro de ensayos clínicos.

Las instalaciones de esta nueva dotación pertenecen al Servicio de Oncología Médica y en su financiación participa la Fundación CRIS contra el Cáncer con una aportación de 1,5 millones de euros en un periodo de seis años (2019-2024).

De esta forma, el objetivo es ser una “referencia” para el desarrollo de nuevas terapias para todo tipo de tumores sólidos, situando al paciente en el centro de su estructura. La nueva Unidad dispone de todos los medios personales y materiales necesarios para “proporcionar la mejor atención integral” al enfermo candidato a ensayos clínicos en fase precoz.

Durante la inauguración, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha recalcado que la Unidad tiene un enfoque “novedoso” para dar una mejor cobertura en los diferentes tipos de cáncer. Sobre todo, en el desarrollo de tratamientos novedosos cuando las terapias convencionales no tienen éxito.

Médicos, profesionales de enfermería, farmacéuticos, otros profesionales sanitarios e investigadores atienden esta Unidad, dotada con equipos de proyección de sonido e imágenes relajantes para los usuarios, sala de recepción, sala de monitorización, dos consultas médicas y una de enfermería, un área de farmacia hospitalaria y hospital de día con capacidad para atender hasta ocho personas simultáneamente.

El jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos, Pedro Pérez Segura, ha subrayado que la meta es poner en marcha ensayos clínicos con nuevas terapias para mejorar los resultados de los tratamientos convencionales, personalizándolos para su patología concreta.

Asimismo, los profesionales de la nueva Unidad, gracias a su condición de transversalidad, colaboran estrechamente con el resto de las unidades del Servicio de Oncología del hospital para identificar pacientes que se puedan beneficiar de estos ensayos y terapias novedosas, además de la colaboración existente con otras instituciones como la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

UN “SALTO CUALITATIVO” EN LA INVESTIGACIÓN DEL CÁNCER

La Unidad de Terapias Experimentales en Cáncer ha podido beneficiar a 12 pacientes y abrirá 6 nuevas líneas de investigación. La vicepresidenta de la fundación, Lola Matorela, ha recalcado que este servicio es “modélica” en la forma de afrontar los tumores sólidos a través de tratamientos innovadores y personalizados.

Además, con su funcionamiento se da un “salto cualitativo” en la investigación en patologías oncológicas porque permite atraer estudios y proyectos de investigación más selectivos, dirigidos a las alteraciones genéticas compartidas por varios tumores.

En este sentido, puede aportar más información y la posibilidad de llegar a tratamientos más eficaces, así como continuar con la realización de análisis genéticos de los tumores, independientemente de los órganos afectados, analizando las alteraciones que presentan.

Asimismo, este servicio tiene abiertos cuatro ensayos clínicos de tumores sólidos en Fase I-II con inmunoterapia. En el ámbito de la investigación en laboratorio, están en marcha varios proyectos para identificar marcadores que permitan seleccionar tratamientos que actúen con mayor eficacia que las terapias convencionales, como es el caso de Ovatil.

Los sanitarios intentan conocer cómo es el microambiente tumoral, es decir, lo que rodea al tumor, para desarrollar tratamientos que permitan que la propia paciente combata el avance del tumor con sus propias defensas, entrenando a los linfocitos T a destruir las células con las moléculas alteradas que aparecen en la superficie de las células normales cuando se transforman en tumorales.

Este proyecto se está desarrollando para varios tipos de tumor como los de mama y ovario. Por el momento, se han conseguido aislar los linfocitos de tumores en 18 pacientes con cáncer de ovario.