Quantcast
sábado, 3 diciembre 2022 16:55

Sánchez destaca la puesta en marcha desde hoy de la nueva estrategia de vigilancia y control de enfermedades

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado la puesta en marcha desde este lunes de la nueva estrategia de vigilancia y control de enfermedades, la cual ha sido consensuada con “todas” las comunidades autónomas y “de acuerdo” con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

Sánchez se ha pronunciado así en el encuentro del foro ‘Generación de Oportunidades’, organizado por Europa Press y McKinsey, donde ha recordado que ya se está “superando” la pandemia del coronavirus y que España cuenta con uno de los “mejores” índices de vacunación frente al Covid-19 de Europa y del mundo y, además, el índice de contagios es “muy inferior” al de otros países europeos.

La principal novedad de la nueva estrategia de vigilancia es que se ha modificado la indicación de realización de pruebas diagnósticas, que se centrará ahora en personas con factores de vulnerabilidad (mayores de 60 años, inmunodeprimidos y embarazadas), ámbitos vulnerables (sanitarios y sociosanitarios) y casos graves. Así, el diagnóstico de pacientes con síntomas leves compatibles con COVID-19 se realizará según las necesidades de manejo clínico del mismo.

En relación al control de la Covid-19 en la población general, los casos confirmados leves y asintomáticos no realizarán aislamiento y los contactos estrechos no realizarán cuarentena. En este sentido, se emitirán recomendaciones dirigidas a las medidas preventivas como la utilización de mascarilla en todos los ámbitos y evitar contacto con personas vulnerables.

En los ámbitos vulnerables, como centros sanitarios asistenciales o sociosanitarios, “se podrán implementar medidas específicas de aislamiento y control”, aunque Sanidad no da más detalles al respecto. Además, las estructuras extraordinarias de vigilancia y control puestas en marcha durante la pandemia se mantendrán operativas para monitorizar indicadores clave que permitan detectar precozmente cambios en la situación que puedan requerir reimplantar medidas de control.

Esta estrategia nos permitirá actuar y vigilar especialmente a los más vulnerables, a la vez que se detectan cambios en la epidemiología del Covid-19 y de otras enfermedades respiratorias”, ha zanjado el presidente del Gobierno.