Quantcast
domingo, 5 febrero 2023 21:30

El Hospital Gregorio Marañón aplica técnicas pioneras para corregir el estrabismo de pequeño ángulo y la visión doble

La Sección de Estrabismo del Servicio de Oftalmología del Hospital Gregorio Marañón, que dirige José Luis Urcelay, ha desarrollado técnicas quirúrgicas pioneras en España en el tratamiento del estrabismo de pequeño ángulo.

La aplicación de estos procesos tiene el objetivo de corregir esta desviación ocular que se produce tanto en dirección horizontal o vertical por debajo de 10 dioptrías prismáticas, así como, evitar la visión doble, ha informado el Hospital en un comunicado.

La aplicación de estas técnicas evita la utilización de gafas con prismas, y son además más inocuas y sencillas para este tipo de pacientes.

Este Hospital es referente en el tratamiento del estrabismo de pequeño ángulo mediante algunas cirugías como: recesiones parciales, mini-plegamientos centrales y transposición anterior con miopexia del oblicuo inferior.

La oftalmóloga del Marañón Pilar Merino ha obtenido dos galardones con la presentación de uno de estos tratamientos quirúrgicos, en concreto, la “Miopexia y Transposición Anterior de Oblicuo Inferior sin Desinserción”.

Se trata del tercer premio a la comunicación libre presentada en el Congreso de la Sociedad Mundial de Estrabismo y Oftalmología Pediátrica WSPOS, y el primer premio en el concurso de videos que otorga la Sociedad Española de Oftalmología.

Se denomina estrabismo de ángulo pequeño a la desviación ocular, por debajo de 10 dioptrías prismáticas, en dirección horizontal o vertical que, aunque no se aprecia estéticamente si puede producir visión doble en pacientes adultos, “Esta desviación ocular puede corregirse, en algunos casos de estrabismo horizontal, con toxina botulínica o con ejercicios de ortóptica que se realizan para el restablecimiento de la visión binocular pero no dan resultados con las desviaciones verticales”, explica Merino.

“Igualmente, aclara la oftalmóloga del Marañón, en la actualidad han aumentado las expectativas de los pacientes de no utilizar gafas con prismas, es decir cristales que se adaptan a las gafas porque además de disminuir la calidad de la visión, son más antiestéticos para los pacientes”, indica.

NUEVO ABORDAJE

Estas técnicas quirúrgicas se aplican en casos de visión doble, y corrigen también desviaciones verticales de ángulo pequeño pues es en vez de cortar y debilitar todo el músculo, se puede o bien debilitar una parte del mismo (recesiones parciales), reforzar sólo la parte central del músculo (mini plegamientos) o cambiar su trayecto sin necesidad de cortarlo (transposición anterior con miopexia).

La ventaja de estos procedimientos es que no provocan daños en la vascularización del ojo, son más inocuos, más sencillos de realizar, se producen menos hemorragias y suponen un mayor beneficio para los pacientes.