Quantcast

La Real Casa de Correos, un antiguo cuartel que alberga el reloj más famoso del país

Ocupando un lugar privilegiado en la Puerta del Sol se encuentra la Real Casa de Correos, el edificio más antiguo de la famosa plaza madrileña. Con su elegante aspecto y su imponente reloj, la construcción lleva presidiendo la zona desde 1768. Para poder llevar a cabo el presente inmueble se tuvieron que derribar hasta una treintena de casas, dejando paso a una edificación que no gustó demasiado a los madrileños.

Carlos III, conocido como el “mejor alcalde de Madrid”, reinaba la capital por aquel entonces tras suceder a su antecesor Fernando VI. Éste último le encargó a Ventura Rodríguez realizar un proyecto para construir la Real Casa de Correos, pero no llegó a realizarse por aquel entonces. Al subir al trono el rey Carlos, éste decidió pedir un nuevo proyecto al arquitecto francés Jaime Marquet.

Se trata de uno de los edificios con más historia de la capital, siendo testigo de muchos hechos relevantes de la historia de España. El edificio fue construido con planta rectangular distribuida en torno a dos patios cuadrados porticados y cinco cuerpos simétricos. Sin duda alguna, lo que más destaca de la construcción son sus fachadas de estilo francés que en tantas postales de Madrid se enmarcan.

“SE TRATA DE UNO DE LOS EDIFICIOS CON MÁS HISTORIA DE LA CAPITAL, SIENDO TESTIGO DE MUCHOS HECHOS RELEVANTES DE LA HISTORIA DE ESPAÑA”

En el centro de la fachada principal que se puede ver desde el centro de la Puerta del Sol se abre un gran arco de medio punto que sirve de entrada al edificio. Por encima del arco se puede ver un balcón en el que se llevan a cabo selectas celebraciones y en la parte más alta se encuentra un frontispicio con el escudo real y adornos escultóricos obra de Antonio Primo Garrote.

A pesar de ser un edificio que lleva presidiendo la Puerta del Sol desde hace casi tres siglos, tan solo ha desempeñado durante 80 años la labor para la cual fue construido. Su destino original era de Real Casa de Correos y el de Guardia de Prevención que le asignó el Conde de Aranda. Sin embargo, años después la construcción pasó a formar parte del Ministerio de Gobernación aunque su planta baja mantuvo las funciones como correos y telégrafo. Con la llegada del franquismo el edificio adquirió un nuevo uso convirtiéndose en Dirección General de Seguridad, y actualmente acoge la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

PLACAS CONMEMORATIVAS

Su torre de forma cuadrada y alzada en lo alto de la azotea es uno de los elementos más característicos de este emblemático edificio. Fue construido con un fin muy específico: albergar el reloj más famoso del país que nos acompaña cada 31 de diciembre marcando el final del año. Este reloj fue un regalo al pueblo de Madrid para sustituir al antiguo reloj de la Casa de Correos.

Frente a él tienen lugar manifestaciones de todo tipo y se han desarrollado algunos de los acontecimientos más decisivos de la historia española. Entre ellos destaca el levantamiento de los madrileños ante las tropas francesas al inicio de la Guerra de la Independencia, del cual se puede encontrar una placa conmemorativa que rinde homenaje al histórico momento. Junto a esta placa se encuentra otra muy similar que recuerda a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004.