Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 5:53

Madrid aboga por mascarilla solo en residencias, hospitales y transporte público y pide a Sanidad abrir el debate

La Comunidad de Madrid ha defendido este martes la necesidad de abrir el debate sobre la eliminación del uso de mascarilla en interiores y, en este sentido, ha apostado por su supresión en todos los espacios “con la excepción de continuar utilizándola en entornos vulnerables” como son residencias de ancianos, hospitales y transporte público.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado esta medida durante una rueda de prensa en la seda de la Consejería para explicar las líneas estratégicas ante la nueva situación epidemiológica por el Covid-19, acompañado del viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas.

En este sentido, ha recalcado que la evolución de la situación epidemiológica y asistencias confirma la clara tendencia descendente. “Es el momento de comenzar de manera paulatina esta transformación”, ha indicado.

En concreto, según ha explicado Zapatero, a día de hoy la incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 236 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que a siete días está en 108, con bajadas de mil puntos en el último mes. También se aprecia el “notable” descenso a nivel asistencial, con 783 hospitalizados, 124 de ellos en UCI.

En este marco, el Gobierno regional planteará el jueves en la reunión en la reunión técnica previa al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del jueves que tendrá lugar en Zaragoza suprimir la obligatoriedad del uso de la mascarilla en espacios interiores “siempre que la evolución de la pandemia” de Covid-19 “así lo permita” con excepción de hospitales y centros de salud, residencias de ancianos y el transporte público.

“Lo digo con claridad, es el momento de abrir el debate dentro de la Comisión de Salud Pública –en la que están representadas las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad– sobre cómo y dónde debe dejar de utilizarse”, ha subrayado el máximo responsable de la Sanidad madrileña.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, adelantó que “muy pronto” se acabaría el uso obligatorio del uso de la mascarilla en ciertos espacios interiores ante la buena situación epidemiológica. Es más, el presidente del Gobierno insistió este domingo en este anuncio, aunque en esta ocasión avanzó que se retiraría esta medida “pronto”.

CONSIDERA QUE LA MEDIDA DEBE ADOPTARSE A NIVEL NACIONAL

Para el consejero madrileño, se trata de una medida que debe ser adoptada a nivel nacional. “Debe ser en éste, un foro técnico, el que tome esta decisión porque es una cuestión técnica y no política. Por lo que no puede ser una decisión que tome el presidente del Gobierno de manera unilateral y menos hacerlo en un Comité Federal, donde desde luego no es el lugar más apropiado para anunciarlo”, ha censurado.

La Comunidad de Madrid ha defendido que esta decisión de apostar por la supresión de la mascarilla en espacios interiores se basa en tres conceptos: “la protección al vulnerable, la gradualidad de la medida y la monitorización para conocer la repercusión que tiene liberar este uso de mascarilla en interiores en el sistema sanitario”.

“Estamos ante el final de la fase aguda desde luego de la sexta ola pero también con bastante probabilidad de la pandemia”, ha destacado por su parte Elena Andradas. Aunque “nadie puede asegurar que no aparezca una nueva variante o ola”, ha señalado, en dos años en la región se han infectado más de 1,6 personas –700.000 en la última ola– y se han administrado 13,6 millones de dosis de vacuna que permiten determinar que la mayor parte de la población madrileña “está protegida contra las formas graves del Covid-19”.

En esta línea, el viceconsejero ha explicado que a día de hoy el 92,6% de los mayores de 12 años cuenta ya con la pauta completa de vacunación, una cifra que llega al 83,2% si se tiene en cuenta a la población mayor de cinco años. Asimismo, cerca de la mitad de los madrileños ha recibido ya la dosis de refuerzo. Igualmente, hay 248.000 niños con primera dosis y más de 100.000 con las dos.

Aunque la subvariante BA.2 de ómicron representa aproximadamente el 30% de los casos y es más transmisible, desde el Ejecutivo regional no considerar que vaya a alterar el curso evolutivo descendente que lleva esta sexta ola.

En cualquier caso, el consejero de Sanidad ha recalcado que el Covid-19 “sigue entre nosotros” y ha llamado a mantener las medidas habituales de prevención como el lavado de manos o la ventilación, que se han mostrado eficaces.