Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 9:06

El Ayuntamiento aprueba los informes contra las plantas solares que se pretenden instalar en el municipio

El Ayuntamiento de Getafe ha aprobado los informes de alegaciones contra las dos plantas fotovoltaicas que se pretenden instalar en Getafe, dentro del Parque Regional del Sureste, por «el impacto» que tendrán en el ámbito del medioambiente y en el planeamiento urbanístico de la ciudad.

Actualmente están en tramitación para su instalación en Getafe la planta fotovoltaica ‘Aldehuela’, de 130 megavatios con más de 286.000 placas solares sobre una superficie de 64 hectáreas, y la planta ‘La Vega’ de 107 megavatios y más de 233.000 módulos.

Asimismo, afectará a Getafe la infraestructura de evacuación e interconexión a red del proyecto fotovoltaico ‘Guadarrama I-II-III’ de 454 megavatios, que también está en tramitación.

Además de estos dos informes de impacto en el ámbito del medioambiente y del planeamiento urbanístico de Getafe, el Ayuntamiento ha solicitado también que se convoque la Junta Rectora del Parque Regional del Sureste, «que el Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid anuló en 2010 con Esperanza Aguirre como presidenta».

Al respecto, el Gobierno municipal quiere que se elabore un nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de forma consensuada, «puesto que el único que se aprobó de forma unilateral por parte de la Comunidad de Madrid, fue precisamente anulado por una sentencia del Tribunal Supremo, al no contar con la participación de los ayuntamientos implicados».

El concejal de Urbanismo, Jorge Rodríguez, ha señalado que «precisamente esta herramienta es la que que regula los usos permitidos en el Parque Regional del Sureste, pero al no contar con un plan actualizado causa graves perjuicios de protección para la flora y la fauna, porque permite iniciativas como esta de las plantas foltovoltaicas».

Con el objetivo de «proteger verdaderamente el uso que se hace de este espacio natural», insiste en que se elabore un PRUG participativo «y consensuado política, técnica y socialmente con todas las entidades ecologistas de la comunidad, agentes sociales, partidos políticos y municipios competentes».

El concejal de Sostenibilidad, Ángel Muñoz, ha asegurado que «la Comunidad de Madrid tiene abandonado el parque y las amenazas para la biodiversidad son el resultado de décadas de inacción».