Quantcast
domingo, 5 febrero 2023 11:59

Las obras del Bosque Metropolitano retiran 120.000 toneladas de escombro cerca de tapias del cementerio de la Almudena

La primera fase de las obras para alumbrar el Bosque Metropolitano han retirado un total de 120.000 toneladas de escombro que sepultaban las tapias del cementerio de la Almudena y han descontaminado el suelo.

El delegado del área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha visitado junto al concejal del distrito de Ciudad Lineal, Ángel Niño, las obras que se están desarrollando en la cuña Norte de O’Donnell como parte del Bosque Metropolitano.

En esta parcela de la Cuña Norte de O’Donnell, que ahora se recupera para que forme parte del anillo forestal de 75 kilómetros que rodeará Madrid, se ubicó, hasta finales de los años 70, uno de los vertederos de Madrid.

Posteriormente, y una vez clausurado, se siguieron realizando durante muchos años vertidos ilegales, muchos de los cuales incluían electrodomésticos, con el potencial peligro de contaminación por metales pesados.

Por eso, ha sido necesaria una primera fase de descontaminación y adecuación del terreno en la que se han invertido 2,7 millones de euros.

Se ha utilizado la topografía existente para generar una zona de paseo de interés. Una vez retirados los escombros, se introducirán procesos de reactivación natural del entorno degradado.

A continuación, se plantarán arbustos y otras especies que permitan el aumento de la biodiversidad como el tomillo, el romero, la jara pringosa o la retama.

Además, se estudia plantar alineación de árboles junto a los caminos y elevaciones del terreno, incitando al ejercicio físico; así como recoger agua en la zona de menor cota, propiciando bosques húmedos a la vez que se sitúan ámbitos más boscosos que funcionen como filtro para mitigar la polución acústica y del aire de la R-3.

Se harán áreas estanciales en las entradas para potenciar las actividades de socialización, utilizando árboles con floración como los almendros.

Está previsto diseñar una zona estancial rematada con un mirador sobre el cementerio de la Almudena y el centro de la ciudad de Madrid y adecuar las entradas al bosque.