Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 10:47

El Ayuntamiento de Madrid se ofrece para acoger refugiados ucranianos

La guerra entre Rusia y Ucrania ha comenzado. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha anunciado esta mañana “una operación militar” en la región de Donbás tras la solicitud de ayuda militar por parte de las autoproclamadas repúblicas de Donestk y Lugansk y en mitad del Consejo de Seguridad de emergencia que se celebra en Nueva York. 

Ante este anuncio, la Comunidad de Madrid no ha tardado en pronunciarse y ha sido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el que a través de su perfil de Twitter, ha ofrecido todos los recursos que estén al alcance del Consistorio “para acoger a los refugiados ucranianos víctimas de la invasión rusa”. 

Mientras que desde Rusia, Putin ha lanzado un mensaje emitido en la televisión estatal en el que asegura que “las repúblicas populares de Donbás se dirigieron a Rusia con una solicitud de ayuda. En este sentido, decidí llevar a cabo una operación militar especial. Su objetivo es proteger a las personas que han sido objeto de abusos, genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años”. 

Varias explosiones han sacudido distintas ciudades de Ucrania, tropas rusas han desembarcado en Odesa y se han producido bombardeos de artillería en la frontera tras el anuncio.

80 PLAZAS EN “LAS CARACOLAS”

El ejecutivo madrileño ha empezado ya a organizar la posible acogida de refugiados y ha puesto a su disposición 80 plazas en el centro de acogida temporal de emergencia de Vallecas ‘Las Caracolas’. Aunque según fuentes municipales, “se podrían estudiar fórmulas de ampliación si el Gobierno lo pidiera”.

“SE PODRÍAN ESTUDIAR FÓRMULAS DE AMPLIACIÓN SI EL GOBIERNO LO PIDIERA”

En este centro, les ofrecen recursos “para soportar su acogida mientras tramitan su solicitud nacional de asilo”. “La competencia en la acogida a refugiados es del Gobierno central, el Ayuntamiento siempre ha mostrado su disposición a colaborar, ya que Madrid es una ciudad abierta”, han expresado desde el ejecutivo madrileño. 

Se trata del mismo espacio, construido con módulos prefabricados, que el Gobierno municipal ofreció al Nacional este pasado agosto para ayudar a mujeres afganas perseguidas por los talibanes.