Quantcast
viernes, 1 julio 2022 0:36

Madrid entre las ciudades menos beneficiadas por el Bono Alquiler Joven

Los jóvenes madrileños y catalanes tendrán más dificultades para acceder al Bono Alquiler Joven al registrar una renta media superior a los 600 euros que se marcan como límite para obtener esta ayuda, según un comunicado de ARAG este miércoles.

Se trata de una ayuda de hasta 250 euros mensuales para el pago del arrendamiento de la vivienda habitual, bien sea un piso entero o una habitación en un apartamento compartido. En Madrid, solo el 1,4% de los pisos en alquiler está por debajo del máximo de 600 euros para el bono joven, según Fotocasa.

En el caso de Madrid, el Gobierno regional ha avanzado que recurrirá esta normativa ante el Tribunal Constitucional “por invasión de competencias” y ha apostado por otras medidas incentivadoras que no tengan un “efecto perverso” sobre los precios de alquiler.

La abogada de ARAG, Melissa Saez, ha matizado que el límite “puede ascender a 900 siempre y cuando lo decidan las comunidades autónomas“. En caso de no subir ese límite, la mayoría de jóvenes madrileños, así como catalanes y guipuzcoanos, podría quedarse sin la posibilidad de pedir la ayuda, ya que la renta media supera esa barrera de los 600 euros.

Según datos del Ministerio de Fomento con información de los depósitos de fianza de 2018, las provincias de Madrid, Barcelona, Guipúzcoa, Baleares, Vizcaya, Ceuta y Málaga tienen una renta media superior a los 600, las tres primeras rozan incluso los 800 euros mensuales.

ARAG constata que, aunque las comunidades autónomas a las que pertenecen decidieran aumentar el límite de la ayuda, podrían sufragar solo una tercera parte del alquiler mensual, aproximadamente.

Por contra, los jóvenes de las provincias de Lugo, Teruel, Ourense, Lleida, Jaén, León y Huesca pueden ser los más beneficiados por este bono joven.

Esto se debe a que las rentas medias del alquiler están por debajo de los 400 euros mensuales, y, de esta manera, podrían destinar la ayuda a pagar más de la mitad del alquiler.

En cuanto a las otras provincias, rondan una media similar, desde los 556 euros mensuales de Valencia a los 401 euros de Huelva.

En todos los casos, los ingresos de todos los residentes empadronados no podrán sumar más de 24.318,84 euros durante este año.

LA NORMATIVA

Pero la normativa contempla que, para favorecer la movilidad laboral, quienes se muden a otras comunidades o provincias tendrán mejores condiciones: el límite máximo del alquiler subirá a 900 euros y el límite de ingresos pasará a 32.425,12 euros.

La abogada ha recordado que pueden optar al bono “todas las personas mayores de edad hasta 35 años” que tengan una fuente regular de ingresos y que sean titulares del contrato de alquiler de vivienda habitual.

“Será una prestación económica individual: si en el contrato de alquiler constan dos inquilinos o más, todos podrán optar a la ayuda”, ha añadido.