Quantcast
jueves, 30 junio 2022 6:59

El Ayuntamiento apuesta por la industria como vía para “retener talento” y lograr “trabajos más cualificados”

El Ayuntamiento de Madrid apuesta por el tejido industrial como una vía para “retener talento” lograr “trabajos más cualificados” y hacer “aún más atractiva” la capital.

Así lo ha defendido la vicealcaldesa, Begoña Villacís, durante un encuentro con representantes del sector industrial donde también ha destacado que representa 70.000 puestos de trabajo y un 8% del Producto Interior Bruto (PIB).

“Ahora es más simple emprender en Madrid y esta política en ayudas nos definen como una ciudad donde van a ser bien tratados”, ha insistido.

Además, ha recordado que aún está abierto hasta finales de mes el plazo para solicitar las subvenciones que ofrece el Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Economía, Innovación y Empleo, dentro del Plan Renove Industria, el “primero que hace de forma seria el Ayuntamiento”.

Para estas ayudas directas al sector industrial hay destinado un presupuesto global de 11 millones de euros dividido en partes iguales para las convocatorias de 2021 y 2022 (5,5 millones de euros para cada una de ellas) y se pueden solicitar los gastos y/o inversiones que se hayan desarrollado o se vayan a desarrollar entre el 1 de mayo del año 2021 hasta el 30 de abril del año 2022.

Las subvenciones pueden solicitarlas las pymes ubicadas en el término municipal de Madrid que desarrollen o vayan a desarrollar una actividad productiva y que no formen parte del sector público, conforme a cuatro líneas subvencionables.

Así, se subvencionan actuaciones de digitalización: iniciativas que supongan implantación y desarrollo de tecnologías de la electrónica, la información y las comunicaciones, y la utilización de habilitadores digitales que permitan avanzar en la transición hacia un modelo de Industria 4.0.

Una segunda línea se basa en la producción sostenible con el objetivo de que se haga compatible el proceso productivo con objetivos de sostenibilidad.

Se incluye también como subvencionable la mejora productiva y la transición hacia la Industria 4.0 mediante la adquisición, adaptación y sustitución de maquinaria y utillajes, bienes de equipo e instalaciones técnicas, así como la incorporación a escala industrial de actuaciones de digitalización en el proceso productivo para mejorar la eficiencia.

Por último, se incluyen como subvencionables actuaciones de respuesta al contexto generado por la COVID-19, como la reorientación de la actividad o la implantación de protocolos sanitarios.

La cuantía de las ayudas se modula según el tamaño de la empresa en relación con el número de trabajadores estableciéndose un porcentaje de subvención (entre el 30 y el 80 %) respecto de las inversiones o gastos efectuados por la empresa en cada una de las líneas que se subvencionan.

Los porcentajes subvencionables se incrementarán en un 20% en los supuestos de empresas radicadas en los distritos del sur y el este incluidos en el Plan SURES, por la especial necesidad de su reactivación económica e industrial y la importancia que tiene para los objetivos de cohesión territorial.