Quantcast
sábado, 2 julio 2022 10:37

La Venerable Orden Tercera: así luce el hospital más antiguo de Madrid

Hospital Universitario de la Paz, Hospital Infanta Sofía, Hospital Ramón y Cajal… todos estos centros hospitalarios y muchos más se encargan a diario de velar por la salud de los madrileños, teniendo la mayoría una gran fama a nivel nacional. La Comunidad de Madrid destaca por ocupar el tercer puesto en el ránking de regiones con más hospitales de todo el país.

Un edificio poco conocido pero que atrae la mirada de los turistas que pasean a su alrededor es el Hospital de la Vulnerable Orden Tercera. Dicho edificio presume de ser el hospital en activo más antiguo de Madrid, inaugurado en 1697. Más de tres siglos de historias convierten ésta construcción en una joya arquitectónica que destaca por su ruda fachada y su color amarillo.

Su estilo barroco, edificado por Baltasar Gil Imón, fue creado por los seguidores de la “Regla” franciscana teniendo la finalidad de ser una enfermería para cuidar a los hermanos pobres que formaban la fraternidad. En aquella época, la orden francisca tenía una gran influenciada en la sociedad, por lo que sus instalaciones eran de las mejores por aquel entonces. Catorce camas para cofrades y una para tuberculosos formaban el hospital más antiguo de la capital que dispensaba servicios desde el madrileño barrio de los Austrias.

Este hospital es uno de los espacios mejores conservados a pesar del paso de los años. Su maravilloso patrimonio artístico decora las salas con obras que confirman la riqueza culturar del lugar. Para encontrarlo, se debe acudir al número 13 de la calle San Bernabé y muy cerquita se puede aprovechar y visitar la basílica de san Francisco el Grande.

“ESTE HOSPITAL ES UNO DE LOS ESPACIOS MEJORES CONSERVADOS A PESAR DEL PASO DE LOS AÑOS. SU MARAVILLOSO PATRIMONIO ARTÍSTICO DECORA LAS SALAS CON OBRAS QUE CONFIRMAN LA RIQUEZA CULTURAL DEL LUGAR”

A mediados del siglo XX, el Hospital de la Venerable Orden Tercera fue reformado construyéndose el actual aparcamiento subterráneo. Sin embargo, los estragos provocados por la Guerra Civil hicieron que el edificio sufriese las consecuencias en su gran fachada. Para acceder a su interior no se puede adquirir entrada, puesto que actualmente sigue ejerciendo su función de hospital general médico-quirúrgico, pero se puede aprovechar una consulta o una visita a un enfermo para apreciar la edificación en primera persona.

UNA ESCONDIDA CAPILLA

Mención aparte requiere la desconocida capilla situada dentro del hospital. Al igual que el resto de las instalaciones del centro sanitario, el pequeño oratorio es una obra de arte por si mismo que guarda la esencia de cómo era originalmente. Esta capilla es actualmente propiedad de la Venerable Orden Tercera, una organización religiosa fundada en 1221 por San Francisco con el objeto de ofrecer al mundo la idea de vida evangélica.

Ésta orden fue la encargada de mandar construir la capilla mencionada y la Basílica de San Francisco el Grande, que destaca por ser la cúpula más grande de España. Acceder al interior de la zona religiosa del hospital supone entrar a un espacio solitario pero con un ambiente perfectamente cuidado al que pocas personas han podido pasar. En todo su conjunto, el hospital que ha conseguido perdurar en Madrid, es hoy en día un reclamo turístico para todos aquellos turistas y madrileños amantes de revivir el siglo XVII español.