Quantcast
jueves, 30 junio 2022 7:07

El Ayuntamiento mejora las glorietas e instalaciones de los parques fomentando la biodiversidad urbana

El Ayuntamiento de Madrid ha mejorado las glorietas e instalaciones de mantenimiento de los parques de la capital con el objetivo de fomentar la biodiversidad urbana, el uso eficiente del agua y la protección de las zonas verdes. Para llevar a cabo estas labores, se sigue un modelo de gestión que prioriza técnicas de máximo respeto con el medio ambiente urbano.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, las mejoras señaladas forman parte del nuevo Contrato Integral de Conservación, Mantenimiento y Limpieza de Zonas Verdes y Arbolado Viario de Madrid, encuadrado en la Estrategia de Sostenibilidad Madrid 360.

Dentro de las actuaciones recogidas en el nuevo contrato, se encuentran la mejora y rehabilitación de las instalaciones municipales destinadas tanto al personal como al almacenamiento de herramientas, maquinaria y materiales necesarios para el mantenimiento de los parques y jardines de la ciudad.

En concreto, se recoge también la mejora y conservación de las glorietas, isletas, rotondas y zonas verdes de carácter singular, elementos que, por su gran visibilidad, son uno de los principales escaparates de la gestión de las zonas ajardinadas municipales.

CASETAS DE JARDINERÍA

Las actuaciones en las casetas de jardinería, que ya han comenzado, están orientadas a prolongar la vida útil de estas construcciones, adaptando los espacios a los diferentes usos. No solo se ven mejoradas las condiciones de salubridad y habitabilidad, sino que se busca también su eficiencia energética y el aislamiento térmico. Se trata de resolver cada una de las necesidades individuales de las instalaciones, utilizando criterios de sostenibilidad.

Así, estas edificaciones se encuentran situadas en las zonas verdes y forman parte de los espacios de esparcimiento y disfrute de la ciudadanía, por lo que se hace obligatorio su integración en el entorno que las rodea, adaptándolas al medio natural del que forman parte.

Los diferentes trabajos que se están realizando proponen la incorporación de jardines verticales, en los que se empleará vegetación autóctona y la plantación de setos perimetrales o cubiertas ajardinadas con el fin de fusionar estas construcciones con los espacios verdes en los que se ubican, aumentando su calidad estética y su integración paisajística.

ISLETAS, MEDIANAS Y ROTONDAS SE RENUEVAN

La ordenación de la ciudad de Madrid utiliza, cada vez más, diferentes formas para distinguir sus puntos singulares, identificar cruces para vehículos y peatones y otras zonas verdes asociadas a la infraestructura viaria. La conservación, mejora y mantenimiento de estas áreas verdes de la ciudad está incluida en el nuevo Contrato de Conservación, Mantenimiento y Limpieza de Zonas Verdes y Arbolado Viario de Madrid.

Asimismo, las adecuaciones recogidas en el contrato se llevan a cabo bajo los criterios de sostenibilidad, reducción de la huella de carbono y respeto al medioambiente, impulsando la biodiversidad urbana, reduciendo y optimizando el consumo del agua y la eficiencia en el riego y creando, a su vez, espacios seguros que protegen la integridad de las zonas verdes y de sus elementos.

Además, se han seleccionado especies vegetales que se encuentren adaptadas a las condiciones climáticas de la ciudad de Madrid, optando por plantas autóctonas que ayudan a la conservación de las características del terreno y evitando la plantación de especies invasoras, así como alergénicas o que puedan representar un riesgo para la salud de personas y animales.

Por último, se trata de realizar ajardinamientos que presenten interés para la revitalización de la fauna metropolitana, con la plantación de especies que sirvan de alimento, refugio y cría para las distintas variedades animales con las que se comparte el entorno. Además, este tipo de jardines puede llegar a generar barreras vegetales que evitan la contaminación tanto atmosférica como lumínica con la generación de bosquetes de rápido establecimiento que inmovilizan el carbono en la vegetación urbana.