Quantcast
jueves, 2 febrero 2023 12:47

Más de 1.100 jóvenes madrileños entre 16 y 24 años han recibido ayuda del Plan de Soledad No Deseada

La soledad no deseada es la percepción que puede llegar a tener una personas de que las relaciones interpersonales que mantiene son insuficientes o no son de la calidad o intensidad que desearía que fueran. Es cuando esta situación no se escoge, sino que se impone a pesar de su voluntad y perdura en el tiempo, pudiendo incluso afectar a su bienestar y estado de salud.

Esta tipo de situaciones se han visto incrementadas y más expuestas a raíz de la pandemia. Especialmente, en personas de avanzada edad dónde es más común este estado de soledad. Solo en Madrid más de 276.400 personas mayores viven solas en su domicilio, lo que supone cerca del 25 % del total de la población de personas de 65 o más años.

El pasado mes de mayo, el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha el Plan para la prevención de la soledad no deseada. Con una duración inicial de dos años, prorrogables y un presupuesto de 2,5 millones de euros. Esta iniciativa tiene como objetivo detectar, paliar y prevenir la soledad no deseada. Un sentimiento creciente en las sociedades desarrolladas que genera malestar psicológico y posibles trastornos y enfermedades, especialmente entre los mayores.

11.300 MADRILEÑOS DE TODOS LOS DISTRITOS

Desde Madrid Salud han hecho un primer balance del primer año de vida del plan que muestra que han dado servicio a 11.300 madrileños de todos los distritos. Frente a lo que podría parecer, y aunque la soledad puede ocurrir en cualquier momento del ciclo vital, es al grupo de personas entre 16 y 24 años los que más manifiestan estos sentimientos. Según el estudio, con una prevalencia de la soledad no deseada en la ciudad de un 10,2%.

Este plan se desarrolla mediante dos estrategias: una primera dirigida a toda la ciudadanía (estrategia poblacional), ya que el fin es prevenir, tratando de evitar que surja el sentimiento de soledad y las situaciones de riesgo; y una segunda estrategia con el objetivo de detectar y dar atención personalizada a quienes sufren ya soledad no deseada (estrategia de riesgo).

En esa segunda estrategia, se detectó el año pasado a más de 600 personas en situación de riesgo, a la que se ha atendido, ofreciendo actividades, acompañamiento, etc. Estas personas fueron alrededor de 280 varones menores de 20 años y, en menor medida, unas 120 mujeres mayores de 60 años.

MÁS DE 600 PERSONAS SE ENCONTRABAN EN SITUACIÓN DE RIESGO Y CERCA DE 280 ERAN VARONES MENORES DE 20 AÑOS

Teniendo en cuenta todo esto, desde Madrid Salud han estado buscando una actividad para chicos que participan en un Grupo de Apoyo Mutuo que se desarrolla en el Centro Joven de Madrid Salud. En ese grupo los jóvenes comparten sus sentimientos, inquietudes o vivencias. Además, alguno de los jóvenes que participan en el grupo están desarrollando una actividad para hacer vídeos de tik-tok y otras para fortalecer los vínculos entre ellos y aprender cosas nuevas.