Quantcast
viernes, 1 julio 2022 0:20

Así será la nueva estación de Cuatro Caminos: lista en junio y con un tótem similar al que lucía en 1919

Después de un año de obras para su modernización, Metro de Madrid prevé que estén concluidas al 95% este abril en la estación de Cuatro Caminos, y que incluyen coronarla con un tótem similar al que se podía ver en la época de Alfonso XIII, cuando arrancó el suburbano hace más de un siglo.

Así lo han explicado la consejera delegada del suburbano, Silvia Roldán, y el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, durante una visita a las instalaciones.

A día de hoy, los trabajos de modernización se encuentran al 65% de su ejecución y cuentan con un presupuesto de más de 5 millones de euros. La renovación se está realizando en el área que quedaba sin remodelar (líneas 1 y 2, pasillos de distribución y vestíbulo principal), manteniendo la estación en servicio.

EN LA ACTUALIDAD SE ENCUENTRAN AL 65% DE SU EJECUCIÓN Y CUENTA CON UN PRESUPUESTO DE 5 MILLONES DE EUROS

El objetivo principal es sustituir los revestimientos, instalaciones y tecnología localizados en los andenes y sus accesos por otros materiales y equipamientos más actuales, lo que facilitará las labores de mantenimiento y la funcionalidad de las instalaciones.

MEJORAS EN LOS PROCESOS DE COMUNICACIÓN

Así, se está ampliando la red de drenaje y saneamiento con nuevos sistemas de impermeabilización, instalando nuevas canalizaciones eléctricas y dotando a estos espacios de nuevo mobiliario. Los trabajos en paramentos y pavimentos permitirán a esta estación adaptarse a los criterios actuales del resto de las nuevas instalaciones.

La renovación de la infraestructura y los acabados implicará el aumento del número de interfonos y de elementos que mejoren los procesos de comunicación entre usuarios con discapacidad y el personal de estación, mejora de sistemas de megafonía e implementación de nuevos sistemas de cartelería digital, entre otras dotaciones.

Los trabajos también suponen la mejora en los procesos de comunicación y de las prestaciones de la explotación en la línea con nuevos sistemas de control a cuartos técnicos, así como la telegestión de instalaciones como pozos de pluviales o remodelaciones de cabinas de andén.

En la estación de Cuatro Caminos, anteriormente, ya se han acometido otras obras de modernización en la zona de la línea 6 y la implantación de seis ascensores.

“Es una estación histórica de las primeras que se pusieron en marcha en nuestra capital y por eso es especialmente representativa. Por eso hemos querido recuperar elementos como los azulejos y también un elemento muy simbólico que presidirá esta estación. Lo recuperamos igual que el templete de Gran Vía”, ha remarcado el consejero.

TÓTEM SIMILAR A EL DE 1919

Pérez ha indicado que el tótem es un elemento similar a una farola, que era habitual en las estaciones del suburbano en el momento de su inauguración y servía para anunciar la parada. Además, una vez finalizadas las obras, también se podrá contemplar la tematización de la estación.

El tótem actual se instalará en el acceso situado en la avenida de la Reina Victoria. Será muy similar al que podían ver los viajeros de 1919 en varias estaciones de la red de Metro de Madrid, con los que se señalizaban las bocas de entrada al suburbano.

ERA HABITUAL EN LAS ESTACIONES DEL SUBURBANO EN SU INAUGURACIÓN Y SERVÍA PARA ANUNCIAR LA PARADA

El de Cuatro Caminos contará con la misma forma rectangular y colores originales (rojo y blanco), coronado con el antiguo rombo de Metro. En sus inicios, la farola tenía una misión importante: servir de reclamo anunciador.

De ahí que se planteara como un monolito de considerable altura, que resultara reconocible en la distancia y, además, se iluminase en la noche. Su diseño, si bien es cierto que sufrió varias modificaciones, estaba inspirado en el Metro de París y durante muchos años formó parte del paisaje urbano de la capital.

Por otro lado, Metro de Madrid tematizará la estación para rendir un homenaje a la historia del suburbano y sus trabajadores. Para ello, creará un espacio museístico con murales de aluminio impresos decorativos que mostrarán la historia genérica de la compañía, así como la concreta de esta estación, que fue una de las ocho que formaban la red inaugurada por Alfonso XIII el 17 de octubre de 1919.

“Esta iniciativa es una suerte de museo disperso, cuyo escenario será la propia red de Metro, que comprenderá siete lienzos y dos murales, uno de los cuales ocupará el andén completo de la Línea 2”, ha remarcado.