Quantcast
miércoles, 6 julio 2022 16:06

La delegación de Gobierno trabaja en un rediseño del operativo policial para luchar contra la delincuencia de las bandas latinas

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, mantendrá mañana miércoles una reunión con la Secretaría de Estado de Seguridad y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para analizar la situación “y exponer las medidas adoptadas hasta la fecha y las actuaciones a realizar, ya que la Delegación está trabajando en “un rediseño del operativo policial”.

El operativo policial, más conocido como ‘operación Hispano’ se puso en marcha a finales del año pasado para luchar contra las bandas juveniles, ya que en noviembre la Policía detectó un aumento de la actividad. Sin datos actualizados, ya se han identificado a mil personas, más de cien detenidos y la intervención de muchas armas blancas.

Este plan de choque se ha implantado en varios distritos de la capital (Usera, Carabanchel, Centro, Ciudad Lineal y Tetuán) y en las localidades de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz para luchar contra estos grupos, “que actúan por fluctuación y van generando épocas de mayor o menor actividad”.

“La Policía está en coordinación con las comisarías locales de distrito y la Brigada de Información y a partir de ahí todos los fines de semana ha habido resultados, con la incautación de machetes. Se está haciendo un control sobre la situación y localizaciones sobre las que están actuando estas personas, que suelen ser siempre muy jóvenes, porque de media a los 22 años abandonan la banda”, indicó en una entrevista a Europa Press hace un mes la delegada del Gobierno en Madrid.

Además de la reunión mañana con la Secretaría de Estado, Mercedes González atenderá a la petición de reunión llegadas ayer del consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, y de la patronal de empresarios de ocio nocturno. Pero serán después de la Junta de Seguridad Local de la capital fijada para el 19 de febrero.

400 PANDILLEROS ACTIVOS EN LA REGIÓN

La Policía Nacional tenía a finales de la año pasado fichados a 400 pandilleros activos en la región actualmente y aclaraba que tanto los arrestos como su actividad ha bajado en los últimos tres años.

De hecho, según la Policía Nacional, no hay datos objetivos que indiquen un aumento de la actividad de estas bandas, “sino todo lo contrario”, al tiempo que reseñan que la eficacia de resolución de hechos relacionados con estas bandas alcanza el 98% “y se podrá llegar casi al 100% cuando concluyan las investigaciones que están en marcha”.

Estos datos también contrastan con los del informe elaborado por el centro evangelista, que señalaba que de los 2.500 pandilleros que tiene contabilizados, 1.700 son menores de edad, 500 de ellos niños de entre 11 y 13 años y 1.200 entre 14 y 18 años. La Policía cree que ellos suman detenciones en el estudio desde hace años que, en bastante casos son las mismas personas, de ahí que esté abultada la cifra.