Quantcast
martes, 5 julio 2022 3:18

28 personas murieron en accidente de tráfico en los 12.433 atestados registrados en la capital en 2021

Un total de 28 personas murieron en accidente de tráfico en la capital en 2021, 6 menos que en un año antes, en los 12.433 atestados y partes de siniestros viarios registrados en la capital el pasado año, según los datos estadísticos del Ayuntamiento de Madrid.

De los atestados confeccionados, 9.629 fueron con víctimas y el resto sin ellas. Entre los primeros, además de los fallecidos, hay que destacar las 533 heridos graves o moderados, catalogados así porque sus heridas tenían un ingreso superior en el hospital de un día. El resto son leves, bien porque no precisaron traslado al hospital o porque los heridos acabaron en el centro médico, en la mutua o con ingreso hospitalario inferior a 24 horas.

Estos datos confirman lo que dijo hace unos días la concejala delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, que apuntó aún sin cifras concretas que se habían reducido tanto el número de accidentes como la mortalidad en 2021.

“Vamos por el buen camino pero estamos preocupados por los nuevos modos de movilidad, que están penetrando de manera importante en las ciudades. Hemos planteado un nuevo plan de seguridad vial hasta el año 2030 que vienen a reforzar situaciones de riesgo con peatones, motos y vehículos con personas más vulnerables”, indicó.

Sanz señaló también que con el aumento del uso de las bicis y los vehículos de movilidad personas se ha incrementado la accidentalidad de los usuarios de estos vehículo, “pero la ciudad poco a poco se va acostrumbrando y todos los intervinientes son más conscientes de que el espacio tiene que ser compartido por todos y que tenemos que tratar de llegar a que podemos convivir todos en una ciudad”. El Ayuntamiento tramitó el año pasado 160.000 sanciones a usuarios de patinetes, sobre todo por el estacionamiento en lugares indebido.

PRUEBAS DE ALCOHOL, DROGAS, MULTAS Y DETENIDOS

Por otro lado, la Policía Municipal de Madrid llevó a cabo un total de 72.364 pruebas de alcoholemia el año pasado a conductores, resultando positivos 3.395, el 4,7% del total. La gran mayoría de las pruebas se realizaron en controles preventivos, en los que la gran mayoría de los conductores dan negativo.

En cambio, en las pruebas realizadas por infracciones, son mayoría los que dan positivo en alcoholemia; mientras que en accidentes sube el porcentaje de positivos respecto a los controles pero siguen siendo mayoría las personas afectadas por el siniestro que no han bebido alcohol.

Además de todo estos datos, hubo 107 conductores que fueron parados por los agentes e instados a la prueba de alcoholemia pero se negaron. Esta decisión lleva aparejado ser imputado un delito de desobediencia castigado con pena de prisión desde 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir por tiempo superior a 1 año y hasta 4 años; u otro contra la seguridad del tráfico castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad.

CASI 2000 PRUEBAS POR CONSUMO DE DROGAS

Además de las pruebas de alcoholemia, la Policía Municipal practicó en 2021 otras casi 2.000 pruebas por consumo de drogas. Entre unas y otras acabó deteniendo o investigando a unos 2.600 de ellos por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, del total de 3.350 conductores detenidos o imputados por delitos contra la seguridad vial.

El año pasado, a falta de cerrar completamente la estadística oficial, los agentes municipales interpusieron más de 5.500 denuncias administrativas relacionados con este consumo entre los conductores en la ciudad.

Durante la pasada campaña de Navidad (del 26 de noviembre al 9 de enero), una de las más intensas del año, la Policía Municipal realizó más de 8.100 pruebas de alcohol y drogas a conductores, con un saldo de 425 detenidos e investigados por delitos contra la seguridad vial, 350 de ellos por consumo de alcohol o drogas.

Además, en ese periodo los agentes municipales interpusieron unas 750 denuncias por exceso de velocidad, unas 16.000 por estacionamientos indebidos y más de 500 a vehículos de movilidad urbana (MVU, como los patinetes, etc.).