Quantcast
sábado, 2 julio 2022 9:39

El plan para la soledad no deseada de Madrid Salud atiende a más de 11.300 madrileños en un año

El Plan para la prevención de la soledad no deseada puesto en marcha por el organismo municipal Madrid Salud ha dado servicio a más de 11.300 personas en su primer año de vida, llegando a los 21 distritos de la ciudad con la participación de 400 profesionales en 18 centros municipales.

Esta iniciativa cuenta con una inversión de más de 1,1 millones de euros (1.166.000) por parte del área de Portavoz, Seguridad y Emergencias, ha dado a conocer este miércoles la delegada del ramo, Inmaculada Sanz, que ha hecho balance del primer año de este programa.

Sanz ha hecho hincapié en que “el abordaje de la soledad no deseada se ha convertido en un asunto central en la agenda del Ayuntamiento de Madrid desde el inicio del mandato, un problema social pero también de salud pública que disminuye la calidad de vida de quienes la sufren“, y que en la capital aborda “de forma pionera” Madrid Salud.

Acompañada por el gerente de este organismo autónomo municipal, Antonio Prieto, y por el concejal del distrito de Centro, José Fernández, Inmaculada Sanz ha desgranado las líneas de actuación de la iniciativa, como sensibilizar sobre el fenómeno de la soledad no deseada; generar y dinamizar espacios de encuentro; crear canales de detección de personas con estos sentimientos y planificar itinerarios para quien tenga alto riesgo; así como crear una red de colaboradores para reforzar las actuaciones y continuar investigando sobre esta realidad.

DOS ESTRATEGIAS

El plan se desarrolla mediante dos estrategias. Una primera va dirigida a toda la ciudadanía (estrategia poblacional), ya que el fin es prevenir, tratando de evitar que surja el sentimiento de soledad y las situaciones de riesgo; y una segunda estrategia con el objetivo de detectar y dar atención personalizada a quienes sufren ya soledad no deseada (estrategia de riesgo).

En la primera estrategia para toda la población (y cuyo perfil de participantes son mujeres de edad avanzada) se desarrolla el grueso del plan, con unas 200 actividades y talleres de sensibilización en las que ha participado 6.529 personas (58 % del total) promocionando las relaciones sociales como fuente de salud, visibilizando la soledad como un fenómeno asociado al estilo de vida de la grandes ciudades y no a un fracaso personal, y fomentando entre la población actitudes empáticas.

También dentro de la estrategia poblacional se enmarca la organización de espacios de encuentro interpersonal, con 3.540 participantes (un 31 % del total) estableciendo relaciones interpersonales en sus entornos cercanos, mediante actividades como juegos populares, paseos pero también digitales, fomentando las relaciones entre vecinos también a través de redes.

DETECCIÓN DEL RIESGO

La segunda estrategia, de riesgo, incluye la detección, acercamiento y vinculación al proyecto de las personas que sufren soledad no deseada y su abordaje posterior. Para la detección se ha potenciado la capacidad de los centros de Madrid Salud y se ha difundido este programa en la web (con 90.000 visitas y más de 250.000 impresiones) y en redes sociales (600 entradas con 270.000 impresiones), además de colaborar con Línea Madrid (a través del 010) y de potenciar la red de colaboradores (profesionales y entidades de los distritos) para generar redes de apoyo.

En este año se ha detectado a más de 600 personas en esta situación, atendiendo a todos ellos con información, valoración del nivel de riesgo, oferta de actividades y acompañamiento y seguimiento. Estas personas fueron mayoritariamente varones menores de 20 años (unas 280) y, en menor medida, mujeres mayores de 60 años (unas 120).

En este plan de Madrid Salud también se ha implicado a los recursos públicos estratégicos cercanos a la población (bibliotecas, centros de mayores, asociaciones de vecinos, etc.) y se ha reforzado el trabajo con la comunidad educativa en relación con la identificación y atención al alumnado.

SOLEDAD NO DESEADA Y ESTRATEGIA MUNICIPAL

La prevalencia de la soledad no deseada en la capital es de un 10,2%, según el último Estudio de Salud de la Ciudad de Madrid, elaborado por Madrid Salud y correspondiente a 2018.

Este estudio también revela que la soledad puede ocurrir en cualquier momento del ciclo vital; que vivir solo y sentir que nadie se ocupa del propio bienestar son las dos variables que más se asocian con el sentimiento de soledad, además de relacionarse con situaciones de precariedad (socioeconómica, educativa, de falta de apoyo social); que las personas de entre 16 y 24 años son el grupo etario que más manifiesta sentimientos de soledad; y que las mujeres y las personas que viven solas sienten con mayor frecuencia este sentimiento.

El Plan para la prevención de la soledad no deseada tiene una duración inicial de dos años, prorrogables. Se desarrolla entre el área de Portavoz, Seguridad y Emergencias, a través de Madrid Salud, y del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, que suman un presupuesto de 2,5 millones de euros.

Cada área implementa el plan con nuevos programas o con la continuación de iniciativas que ya se estaban desarrollando, con el objetivo de abordar esta problemática que afecta cada vez a más personas en las grandes ciudades.