Quantcast
viernes, 1 julio 2022 21:31

Vecinos reúnen más de 6.000 firmas en tres días contra el macroparking del hospital Niño Jesús

La Asociación Vecinal de Retiro Norte ha logrado recabar 6.000 firmas en tres días contra la construcción del parking subterráneo del Hospital infantil Niño Jesús, un proyecto que contempla la construcción de un aparcamiento de 808 plazas que podría poner en peligro un bien cultural protegido que forma parte del Paisaje de la Luz, Patrimonio Mundial de la Unesco, como es este edificio y los jardines de 1880.

En un comunicado, la asociación vecinal ha advertido que la puesta en marcha de este proyecto pone en peligro “el conjunto del hospital”, bien cultural protegido del Paisaje de la Luz del Patrimonio Mundial de la Unesco”, ante “la llegada de más coches, y por tanto de más contaminación y mayores problemas de movilidad“, junto a las afecciones de las propias obras de construcción.

Para evitarlo, la Asociación Vecinal de Retiro Norte ha lanzado esta campaña en la plataforma change.org para exigir la paralización del mismo a la Comunidad de Madrid, a la Consejería de Cultura y a la Dirección General de Patrimonio como administraciones responsables del proyecto, que en breve podría ser adjudicado.

“No dudamos de la idoneidad de abrir un nuevo edificio para los servicios sanitarios del hospital, pero el aparcamiento previsto está sin duda sobredimensionado, máxime si tenemos en cuenta que en la zona existen aparcamientos en superficie y subterráneos que no están saturados”, sostiene la entidad vecinal.

Según relatan, el nuevo aparcamiento atraerá más coches a la zona, y por tanto, “más contaminación acústica y atmosférica, además de problemas de movilidad”, además de poner en riesgo un bien de interés cultural.

La entidad vecinal ya envió el pasado mes de enero una carta a la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico de la Unesco en la que solicita la paralización del concurso del proyecto urbanístico.

“La gran profundidad del aparcamiento y la proximidad a los edificios actuales, datados de 1881 y construidos de ladrillos, tanto la estructura arquitectónica (estilo mudéjar) como sus revestimientos decorativos, afectarán al BIC40. El aparcamiento sólo podrá ejecutarse con muros pantallas a base de pilotes que, en su construcción, al golpear y percutir, producirán daños en los edificios del BIC40, afectaciones insoportables a los niños pacientes alojados en el hospital, al Colegio Público Escuelas Aguirre, al vecindario y al Centro de mayores Pío Baroja, colindantes”, señalaba en la misiva.

Además, el pasado mes de diciembre las organizaciones Amigos de los Jardines del Buen Retiro, la Asociación Española de Paisajistas, el Club de Debates Urbanos, Ecologistas en Acción, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Investigart y Madrid Ciudadanía y Patrimonio enviaron otra carta al Consejo Cívico y Social para expresar su preocupación por el macroaparcamiento subterráneo y pedir al Consistorio que manifieste su rechazo.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, recordó recientemente que la Unesco tendrá que determinar si su construcción es posible tras la declaración del Paisaje de la Luz como Patrimonio Mundial y aseguró confiar en que el Gobierno municipal y el regional alcancen una “entente” sobre este aparcamiento.

Fue este pasado mes de diciembre cuando el director general de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento, Luis Lafuente, manifestaba su “preocupación” por este aparcamiento. Señaló que la obra parecía tener una gran envergadura, lo suficiente para solicitar la opinión de la Unesco.

Almeida recordó que “hubo ya una proposición que se presentó a la Junta de distrito de Retiro por la unanimidad de todos los grupos en los que se hablaba del parking”. “Se dijo y se acordó que se tendría que someter al dictamen de los órganos competentes por declaración de la Unesco”, señaló.

Desde el Consistorio se es “consciente de la necesidad de generar mejores condiciones a todos los que tengan que acudir al Hospital Niño Jesús“, ya que “es una demanda generalizada en todos los hospitales, dadas las dramáticas circunstancias por las que uno suele acudir al hospital, pero esto tiene que ser necesariamente compatible con exigencias de la Unesco”.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid autorizaba a finales de octubre la celebración del contrato de la obra para un nuevo edificio asistencial que amplíe las instalaciones de este hospital, junto a la construcción y explotación de un aparcamiento subterráneo con una inversión de 22.575.630 euros a coste cero para la Comunidad de Madrid ya que la empresa adjudicataria lo explotará y con esta cesión correrá con el gasto de levantar todo el conjunto del nuevo edificio de Consultas, Docencia e Investigación.