Quantcast
domingo, 3 julio 2022 4:53

La EMT incorpora 91 nuevos autobuses de gas natural comprimido en cuatro líneas de la flota por el momento

La EMT incorpora 91 nuevos autobuses de gas natural comprimido (GNC) en cuatro líneas de la flota por el momento, 11, 43, 74 y 159, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

Próximamente lo hará en las líneas 4, 38, 48, 106, 109, 110, 165, 210, 215 y T23 y en verano podrían extenderse a seis líneas más. La EMT espera recibir en 2022 otros 96 autobuses más de esta marca española que fabrica en Polonia y durante 2023 está previsto que lleguen otras 63 unidades.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha visitado este martes las instalaciones del Centro de Operaciones de la empresa en Sanchinarro, donde ha conocido las características y funcionamiento de los nuevos autobuses de GNC del fabricante Solaris que han llegado a Madrid.

La EMT ha ido recibiendo varios lotes del modelo Solaris Urbino GNC hasta alcanzar la cifra de 91 unidades. Forman parte de la gran adjudicación realizada en marzo de 2021, con un total de 520 autobuses de GNC para los años 2021, 2022 y 2023 y 50 eléctricos.

Este autobús estándar está dotado de una potencia máxima de 320 CV, a 2.000 rpm. Va equipado con dos baterías de 24 V y cinco botellas de gas con una capacidad de 315 litros cada una. El vehículo dispone en su interior de dos pantallas ultrapanorámicas de 29” y de una plataforma doble. Tiene un aforo para 27 viajeros sentados y 73 de pie, además de cuatro plazas de asientos tipo jumbo.

Los Solaris ya están en Madrid y algunos de ellos se estrenaron en la línea especial que la EMT fletó para el traslado de deportistas con motivo del Campeonato Mundial de Baloncesto en Silla de Ruedas el pasado mes de diciembre.

FIN DE LOS AUTOBUSES DIÉSEL

Esta adjudicación de vehículos propulsados por GNC (520 vehículos), así como la apuesta por la adquisición gradual de autobuses cien por cien eléctricos (150), forma parte del compromiso del Ayuntamiento de Madrid por alcanzar la máxima descarbonización del transporte público de superficie.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunció a finales de 2020 el fin del diésel en toda la flota de autobuses madrileños para diciembre de 2022 en el marco de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360.