Quantcast
miércoles, 6 julio 2022 14:56

Así será la nueva Línea 11 de Metro: grandes curvas, falta de conexiones y largos tramos

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Transportes, dirigida por David Pérez, anunciaba la inversión que iban a destinar durante este 2022 para ampliar, mejorar y adecuar los transportes e infraestructuras en la región con el objetivo de mejorar el transporte público de cara a los ciudadanos.

Una inversión que ascendía a los 1.558 millones de euros, de los cuales 558,8 millones irían destinados a la ampliación de la línea 11 de Metro desde la estación de Plaza Elíptica hasta Conde de Casal con una ejecución de 48 meses. Posteriormente, se dio luz verde a la licitación por 4,4 millones de euros, el contrato para la redacción del proyecto constructivo para su prolongación desde Mar de Cristal hasta Valdebebas Norte.

Este lunes se publicó la convocatoria para empezar con las obras en el tramo Plaza Elíptica hasta Conde de Casal lo que supondrá la excavación de unos 7 kilómetros de túnel y la creación de cinco nuevas estaciones: Comillas, Madrid Río, Palos de la Frontera, Atocha Renfe y Conde de Casal.

GRANDES CURVAS ENTRE ESTACIONES

Algunos usuarios expertos en la materia, se han hecho eco a través de las redes sociales de algunos detalles que no les han pasado desapercibidos en lo que respecta a esta obra. Por ejemplo las grandes curvas que se darán entre las estaciones de Plaza Elíptica, Comillas, Madrid Río y Palos de la Frontera, a pesar de estar bastante bien alineadas. Según señalan, estas curvas se deberían a que la línea debe evitar los múltiples túneles con los que cuenta la M-30, que habrían obligado a una mayor profundidad si fuese en línea recta. Esto supone que la línea aumente su distancia en un 25%, pasando de unos 3,6 kilómetros a unos 4,6.

Según el proyecto, las estaciones de Comillas, Madrid Río y Palos de la Frontera estarán a 28, 24 y 31 metros de profundidad respectivamente. Mientras que Atocha Renfe lo estaría a 34 para evitar las infraestructuras existentes de Metro y Cercanías y poco metros después la estación del túnel alcanza un mínimo de 42 metros de profundidad.

ENLACE MARQUÉS DE VADILLO

Otro de los detalles que han destacado es que esta nueva línea va a contar con estaciones demasiado profundas con tiempos de entrada y salida demasiado largos. En ese caso, señalan la escasa distancia por la que pasa de la la línea 5 y lo útil que resultaría una conexión con la estación actual de Marqués de Vadillo.

Sin duda sería una conexión útil entre Carabanchel y Atocha/Conde de Casal, ayudando a redirigir viajeros que ahora van por el centro de la red o por la congestionada línea 6. Además, permitiría reducir la enorme área que necesita cubrir la estación de Madrid Río.

Esta estación estaría lo suficientemente lejos de Comillas y Madrid Río, separadas entre sí por 1152 metros de túnel pese a estar en una zona bastante poblada. Por comparar, en la línea 6 la distancia media entre estaciones es de 838 metros.

ENLACE LÍNEA 3

Según el trazado del proyecto, el túnel de la línea 11 enfila el paseo de Delicias a la altura de la estación de igual nombre, compartiendo trazado con la línea 3 hasta la altura de Palos de la Frontera. Los andenes de Palos de la Frontera de la línea 11 se situarán justo al norte de la curva al oeste que hace la línea 3.

A pesar de pasar también junto a la estación de Delicias, no entra en los planes hacer la conexión con la Línea 3 y de paso, con Cercanías. La ubicación de estas infraestructuras (estación de Delicias y túnel de L3) dificulta la ejecución desde superficie de una estación de L11 que permita intercambio con la L3 en Delicias. Para ello, sería necesario ejecutar la estación de L11 en caverna, aumentando tanto su complejidad constructiva como la profundidad de la misma. Por tanto, se propone realizar el intercambio L11-L3 en la estación de Palos de la Frontera.

En pocas palabras: se ha decidido hacer el transbordo en Palos de la Frontera y no en Delicias, desperdiciando la conexión con Cercanías, porque la obra sería algo más compleja.

Nosotros sospechamos, sin embargo, que el problema no es tanto la complejidad en sí sino que la construcción en caverna tomaría más tiempo que la construcción mediante pantallas. Esto podría situar la apertura de este tramo en la legislatura 2027-2031, demasiado lejos para los cortoplacistas ritmos políticos de nuestra Comunidad.

ESTACIÓN MARIANO DE CAVIA

El tramo de Atocha Renfe a Conde de Casal al final no tendrá estación intermedia en Mariano de Cavia, a pesar de ser uno de los tramos más largos con 1479 metros entre estaciones. De nuevo, en líneas céntricas como la 1 o la 6, la distancia media entre estaciones es de 723 u 838 metros respectivamente, prácticamente la mitad.

Si bien es cierto que la estación de Menéndez Pelayo está más o menos cerca, una estación en Mariano de Cavia serviría también para acercar el metro a la población de más al norte, por la zona de Niño Jesús. Además, aligeraría la carga que soporta la línea 1, que nunca viene mal.

OTRAS LÍNEAS AFECTADAS

Las obras afectarán, en diversos momentos, a la circulación de trenes en las líneas 1, 3 y 6. La estación de Palos de la Frontera cerrará durante 5 meses, la de Atocha Renfe durante 6, y se cortará la circulación entre Pacífico y Sainz de Baranda durante 6 meses. Las tres estaciones de correspondencia cerrarán algunos accesos y la circulación en superficie se verá afectada por la construcción de las estaciones, pozos de ventilación y salidas de emergencia.

Además de estos cortes, en las obras de Atocha Renfe se desmantelará el espacio en memoria de las víctimas del 11M. El proyecto no habla de su reposición en otro lugar.