Quantcast
sábado, 2 julio 2022 9:45

Así es el alojamiento centenario por el que han pasado los personajes más ilustres de la historia

Los hoteles siempre albergan historia curiosas acontecidas en su interior. Quién se habrá alojado, qué acontecimientos ocurrieron en sus salones, cuáles son sus habitaciones principales…todas estas preguntas suscitan dichos establecimiento y el Hotel Palace es uno de ellos con una historia muy interesante que contar.

Desde su apertura en el año 1912 han pasado miles de personalidades por sus habitaciones, siendo declarado Bien de Interés Cultural por perdurar tantos años en la capital. Guerras, repúblicas, múltiples gobiernos…el Hotel Palace ha vivido en primer plano los acontecimientos más importantes de Madrid, por lo que no es de extrañar que sus muros guarden secretos ocultos.

El Hotel Palace fue levantado en el terreno que ocupaba anteriormente el antiguo palacio de los duque de Medinaceli por el empresario belga George Marquet. Lorca, Unamuno, Einstein, Picasso, Dalí y una infinidad de personajes ilustres se han hospedado en este alojamiento madrileño a lo largo de sus más de cien años de historia.

Se puede afirmar sin duda alguna que el Hotel Palace era el hotel de los intelectuales y los artistas de todos los ámbitos que existen. Uno de los motivos por los que el hotel tenía tanta fama era debido a que el Palace era el más grande de Europa. Más de un año de construcción y 15 millones de las antiguas pesetas se necesitaron para poder realizar la lujosa construcción.

Una de las escenas más curiosas que presenció el Hotel Palace tuvo como protagonistas principales a Federico García Lorca, Luis Buñuel, Salvador Dalí y Pablo Picasso. Éstos solicitaron allí mismo un préstamo para poder adquirir un billete de tren para viajar a París.

A pesar de todas las anécdotas divertidas y sorprendentes, el alojamiento sufrió su parte más “triste”. El Palace fue requisado durante la Guerra Civil por el gobierno republicano para convertirlo en la embajada de la Unión Soviética en Madrid y más tarde en hospital de sangre. Posteriormente, en el año 1981, el suntuoso hotel cumplió la función de punto de encuentro para los medios de comunicación a raíz del intento de golpe de Estado en el Congreso de los Diputados.

UN HOSPITAL MILITAR EN EL PALACE

Durante el tiempo que duró la Guerra Civil, el Palace albergó el Hospital Militar de Carabanchel para evitar que quedase en mano de los sublevados. En la planta baja instalaron los quirófanos de urgencia donde los médicos actuaban a diario, a pesar de que la contienda seguía fuera de los muros del lujoso alojamiento.

Su inauguración fue todo un evento en la capital, puesto que suponía para Madrid ponerse al mismo nivel que las grandes capitales europeas y atraer las personas más adineradas de aquel momento. Para demostrar su grandeza ante el resto del mundo, el Palace fue construido con hormigón armado, un material innovador que conllevaba un gran despliegue de lujo y modernidad.

Desde ese mismo momento, el Hotel Palace se convirtió en el lugar de referencia y encuentro para la alta sociedad contando con centenares de habitaciones. Ascensores, teléfonos en línea y un sinfín de elementos que en aquel entonces eran de última generación demostraban el poder adquisitivo del establecimiento, siendo la envidia de todo Madrid.

Al comenzar el siglo XXI, el hotel pasó a formar parte de Westin Hotels and Resorts, una marca de hoteles de lujo estadounidense, llamándose desde ese momento The Westin Palace Madrid. Tras una ambiciosa restauración en la que se incluyó la tecnología más moderna, el Palace sigue siendo un alojamiento de referencia en la ciudad, exponiendo la cara más lujosa de la “ciudad que nunca duerme”.