Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 14:57

La FRAVM anticipa protestas vecinales ante una ordenanza de terrazas en Madrid que “nace sin consenso”

La Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM) anticipa protestas vecinales ante una modificación de la ordenanza de terrazas que, según denuncian, “nace sin consenso” y que previsiblemente será aprobada mañana en el Pleno de Cibeles con el apoyo de PP, Cs y Grupo Mixto.

Representantes vecinales se darán cita a las 9 horas de este martes en la calle Montalbán para mostrar su rechazo a la aprobación de la ordenanza. Allí mostrarán su disconformidad con el “cada vez más sospechoso idilio entre el sector de la hostelería y el Gobierno que dirige José Luis Martínez-Almeida, remachado en esta ocasión por los concejales del Grupo Mixto”, ha destacado la FRAVM en un comunicado.

El texto no es más que “un parche legislativo que no solo no resuelve los problemas generados por la norma actual sino que avivará los conflictos vecinales que se han reproducido en los últimos meses en diversas zonas de la capital”.

Para la FRAVM es una “nueva oportunidad perdida con la que regular esta actividad empresarial teniendo en cuenta los derechos de las personas residentes”. “La norma, en vez de responder al interés general, ha sido gestada en beneficio de una minoría, muy ruidosa, eso sí, que paga pocos impuestos, mantiene a sus trabajadores con sueldos de hasta un 40 por ciento por debajo de la media del conjunto de los convenios colectivos, hace un uso abusivo del espacio público, devalúa las viviendas, altera la convivencia en los barrios y en muchos casos empeora la vida de sus vecinas y vecinos”, ha condenado la Federación.

A eso suman que si el texto no es aún peor para el vecindario o para otros sectores económicos como el comercio “es debido a la movilización ciudadana de los últimos meses y a la presión ejercida por las asociaciones vecinales y de comerciantes, que han conseguido que se incluyan algunos cambios, aún de manera descafeinada, como la prohibición de las terrazas de los food truck, la supresión de las estufas de gas, la creación de la figura de zona saturada y un régimen sancionador más duro”.

“¿Pero de qué sirve incrementar las sanciones con unos servicios municipales de vigilancia y control sin personal suficiente, que hoy por hoy son incapaces de hacer cumplir la actual ordenanza?”, se han preguntado.

También rechazan que es una ordenanza no consensuada. “Una cosa es poder opinar y otra muy distinta ser escuchado para negociar un acuerdo, que es la base del consenso. Y en este proceso no ha habido negociación en ningún momento”, han remachado.

“No estamos en contra de las terrazas, eso lo hemos dejado claro una y mil veces. Pero sí de su concentración en zonas residenciales y de su descontrol, algo que, como bien saben los vecinos y vecinas de Chamberí, Centro, Retiro, Arganzuela, Salamanca, pero también de barrios de otros distritos periféricos, genera graves problemas de movilidad y convivencia”, han subrayado desde la Federación.

Para la FRAVM, “Madrid necesita una nueva ordenanza de terrazas de verdad, una nueva ley que nazca del consenso entre hosteleros, vecinos y la Administración que sea capaz de regular las nuevas formas de consumo respetando el derecho al descanso y a la ciudad de las personas residentes”.