Quantcast
miércoles, 6 julio 2022 12:55

La Comunidad inspeccionó en 2021 casi 82.000 vehículos de transporte de los que 11.800 fueron denunciados

La Comunidad de Madrid inspeccionó en 2021 81.989 vehículos de transporte por carreteras en las que se identificaron más de 20.000 situaciones de irregularidad.

Así lo ha detallado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, en declaraciones a los medios de comunicación tras el balance de resultados ante el Comité Madrileño del Transporte por Carretera (CMTC).

Del total inspeccionado 68.507 fueron en carretera y 13.482 a empresas del sector. De los 20.950 expedientes sancionadores 11.819 vehículos fueron denunciados, 589 inmovilizados y se inspeccionó a 2.672 empresas.

Los controles extraordinarios dejan un balance de 609 vehículos que portaban sustancias peligrosas –117 denunciados–, 5.351 perecederas con 336 multados, y 7.961 de pesaje de los mismos con 1.536 sanciones.

También se ha hecho control telemático de más de 19.000 de ellos, además de otras inspecciones con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con el que se revió 2.211 vehículos y 579 fueron denunciados.

En los realizados en transporte de viajeros se inspeccionó a 831 vehículos de traslado de escolares y menores, 127 al de trabajadores de usuarios, 8.481 a arrendamiento con conductor y 437 a taxis.

Además, la Comunidad analizó 134.235 jornadas de conducción y siguió con su plan de formación iniciado en 2015, sumando en el último año 14 nuevas acciones formativas.

“El sector del transporte en Madrid es muy cumplidor y son los primeros interesados en colaborar con nosotros para detectar situaciones no correctas”, ha aseverado Pérez.

PLAN DE INSPECCIÓN 2022

Asimismo, ha indicado que el objetivo es intensificar esta labor para 2022 reforzando los medios. Durante la presentación del Plan de Inspección para este año ha señalado que su objetivo “es velar para que los servicios de transporte que se realizan en la región se presten con unos elevados estándares de calidad y seguridad”.

Esta acción se desarrolla a lo largo de todo el año y se van a revisar cerca de 100.000 vehículos, de los cuales al menos 48.000 se controlarán en ruta, 15.000 de manera telemática y 10.000 en pesaje, así como a más de 1.000 empresas del sector.

Las principales líneas de actuación de la Comunidad de Madrid, además de la inspección en carretera, son la supervisión de empresas, tacógrafos, vehículos en carretera, el control telemático de estos y el de los cursos de formación para conductores.

Este año se va a hacer especial hincapié en las actuaciones en carretera dirigidas al control de vehículos dedicados al transporte de mercancías que circulan con exceso de peso.

Esta vigilancia es fundamental para evitar daños en las infraestructuras y por el peligro que suponen para la seguridad vial. También se revisará la realización del transporte público de mercancías con autorizaciones en el privado complementario.

Asimismo, se vigilará el traslado de mercancías peligrosas y perecederas, el internacional y el de cabotaje realizado por transportistas no residentes, incidiendo en aquellas empresas que puedan estar realizando su actividad en la Comunidad de Madrid, teniendo, sin embargo, sus sedes en otro Estado miembro, las llamadas empresas buzón.

Por otro lado, el Plan de inspección 2022 pondrá también especial atención en el transporte de trabajadores, escolares y menores con discapacidad, así como el de viajeros realizado en los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor.