Quantcast
viernes, 1 julio 2022 0:21

La Virgen de la Paloma se reconstruirá con una colecta de fondos tras quedar destruida en la explosión

Hace un año, una gran explosión asoló la ciudad de Madrid. Ocurrió en la parroquia de la Virgen de la Paloma, en pleno distrito de La Latina, cuando un escape de gas de una caldera hizo que saltará por los aires el edificio parroquial del Arzobispado de Madrid. La explosión se cobró la vida de cuatro personas y hubo 10 heridos que fueron atendidos por los equipos de emergencia con celeridad. Hoy, un año después del día más trágico de la Virgen de la Paloma, el ayuntamiento ha puesto en marcha un anteproyecto para reconstruir el inmueble que quedó sepultado bajo las cenizas. Para sufragar el coste de reconstrucción, se ha puesto en marcha una colecta de fondos.

Las ventanas vibraron y un gran estruendo nos hizo darnos cuenta de que estaba pasando”, relata Maria, una vecina cuya casa se ubica a escasos metros del edificio parroquial. “Después empezamos a ver fuego, una gran columna de humo y un montón de coches de Bomberos, Samur y Policía” explica María. Y es que una explosión de estas características en pleno centro de Madrid no es habitual.

En el trágico suceso fallecieron cuatro personas. El sacerdote de la parroquia, Rubén Pérez Ayala perdió la vida de madrugada en el hospital tras caer de una altura considerable y chocar contra el suelo. Lamentablemente también falleció un padre de familia numerosa llamado David Santos que había quedado con el sacerdote para tomar una caña y subió al edificio tras ser alertado por Rubén cuando se produjo la explosión falleciendo así en el acto. A estas dos victimas se suman Javier Gandía, un albañil que trabaja en una obra cercana y Stefko Ivanov, un viandante que tuvo la mala fortuna de pasar justo por el numero 98 de la calle Toledo en el momento de la explosión.

Para recordar a las víctimas, este jueves 20 de noviembre se han celebrado varios actos en su recuerdo. Entre ellos, una misa conmemorativa en la parroquia Virgen de la Paloma presidida por Gabriel Benedicto y una misa solemne en recuerdo de las víctimas mortales presidida por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en la Catedral de la Almudena de la capital. Asimismo, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se ha trasladado hasta la calle Toledo para recordar a las victimas de la tragedia.

EL FUTURO DE VIRGEN DE LA PALOMA

Un año después de este trágico suceso, el Ayuntamiento de Madrid busca reparar los daños que allí ocurrieron. Según ha informado el consistorio capitolino, la residencia de la parroquia de la Virgen de la Paloma ya tiene un anteproyecto para “dar los primeros pasos y mirar al futuro”.

Para ello, se pondrá en marcha una recaudación de fondos, una colecta abierta a todos los madrileños y se reconstruirá tan pronto sea posible gracias a la generosidad de la gente. Cabe destacar que este edificio se levantó con donaciones hace más de tres décadas y los responsables de la parroquia confían en volver a reconstruirlo con benefactores y pequeñas limosnas.

se pondrá en marcha una recaudación de fondos, una colecta abierta a todos los madrileños

El actual párroco de la parroquia, Gabriel Benedicto Casanova, ha indicado que están en un “tiempo de consultas” y tienen que pedir información al Ayuntamiento de Madrid para barajar las mejores opciones. La idea de la parroquia es “ponerse en camino” para recaudar fondos y hacer un proyecto nuevo para poder abrir otra vez las puertas. No obstante, el edificio continúa siniestrado y ha recibido numerosas donaciones ciudadanas para su reconstrucción. “El edificio se nos quedaba un poquito limitado”, ha reconocido Gabriel Benedicto, quien ha explicado que necesitaban más salas para catequesis y un lugar de estudio. Lo importante para ellos ahora, ha señalado, es centrarse en cómo definir un nuevo proyecto y asentar las bases para volver a empezar.