Quantcast
viernes, 21 enero 2022 14:15

La contratación temporal creció casi un 30% en 2021 en la Comunidad de Madrid

La contratación temporal en la Comunidad creció casi un 29,6 por ciento en 2021 con cerca de 2 millones de empleos, según un informe de Randstad a partir de datos procedentes del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Ese casi 30 por ciento supone un incremento de 9,6 puntos sobre la media nacional, situada en el 20, convirtiéndose en la segunda autonomía que más ha incrementado sus contratos temporales en el pasado año, sólo superada por Baleares (43 por ciento).

En concreto, se han firmado 1.946.889 contratos temporales en la Comunidad de Madrid, frente a los 1.502.700 del 2020. El volumen de contratación registrado en la región supone el 11,3 por ciento del total del país.

En el conjunto del Estado, la contratación de duración determinada registró un incremento del 20 por ciento con respecto al pasado año. En términos absolutos, durante el pasado año se firmaron algo más de 17.270.000 contratos temporales, frente a los cerca de 14.400.000 que se rubricaron en 2020, una diferencia de 2,7 millones de firmas aproximadamente.

A pesar del notable incremento, este volumen es aún un 15 por ciento inferior al registrado en 2019, antes del estallido de la pandemia.

SECTOR SERVICIOS

A nivel sectorial, el sector servicios ha registrado el incremento más notable de este último año en la contratación temporal, con un aumento del 28,6 por ciento, siendo además el que cuenta con mayor volumen de firmas, con cerca de 11,4 millones. De hecho, a este sector pertenecen dos de cada tres contratos temporales que se firmaron en 2021.

La industria también experimentó un crecimiento importante, del 19,6, mientras que la agricultura sólo creció una décima con respecto a 2020 y la construcción menguó un 1,1 por ciento.

«Estas cifras aseveran la importancia que la contratación de duración determinada tiene, no sólo para generar empleo en nuestro país, sino también para dar manera eficaz a picos de demanda a sectores importantes. Sin embargo, aún se percibe que la pandemia no ha desaparecido, por lo que aún existe cierto margen de crecimiento», ha analizado el director de Randstad Research, Valentín Bote.

AGRICULTURA, HOSTELERÍA Y COMERCIO

Las actividades económicas que más han generado contratos temporales durante este 2021 han sido la agricultura y pesca (2.786.975 firmas), la hostelería (2.473.074), la industria manufacturera (2.016.759) y el comercio (1.745.345). La suma de estos cuatro supone el 52 por ciento del total de contratos de duración determinada que se firmaron durante el pasado año.

También por encima del millón de contratos temporales se encuentran las actividades administrativas y auxiliares (1.600.667), la logística (1.362.627) y el sector sanitario (1.166.364).

El número de contratos temporales ha crecido en todas las actividades económicas con respecto a 2020, excepto en las relacionadas con la construcción, que registra una caída del 1,1 por ciento.

Randstad destaca que los incrementos más pronunciados se han producido en las actividades recreativas y artísticas (57,9 por ciento), la hostelería (55,5), la información y la comunicación (44,2) y el suministro energético y eléctrico (39,9).

LA INFLUENCIA DE LA PANDEMIA

El estudio de Randstad también ha estudiado la evolución de la contratación temporal mes a mes durante el pasado año y concluye que, como el resto de indicadores económicos, se ha visto bastante influenciada por la situación epidemiológica.

Según cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA), el número de asalariados temporales en el promedio del periodo entre enero y septiembre creció un 7,5 por ciento con respecto a los mismos meses de 2020.

La recta final del año supone los niveles más altos de contratación temporal, alrededor de los 1,7 millones de firmas, aunque, ya en diciembre, el volumen se contrajo, afectado por el comienzo de la ola actual.

LOS ARCHIPIÉLAGOS, MADRID Y CANTABRIA LIDERAN LOS INCREMENTOS

El estudio también ha tenido en cuenta la Comunidad Autónoma en la que el profesional firma el contrato temporal. Randstad destaca que Baleares (43 por ciento), la Comunidad de Madrid (29,6), Cantabria (29,4) y Canarias (26,8), registraron los mayores incrementos de la contratación de duración determinada con respecto a 2020.

Con incrementos más moderados, pero aún por encima de la media nacional del 20 por ciento se encuentran Aragón (23,1), Cataluña (22,1), Asturias (21,7), Galicia (21,6), Euskadi (21,3), la Comunidad Valenciana (20,9), Castilla-La Mancha (20,7) y Castilla y León (20,5).

Los incrementos más discretos fueron registrados en Navarra (18,1), La Rioja (14,9), Andalucía (14), Extremadura (13,1) y la Región de Murcia.

En cuanto a volúmenes de contratación de duración determinada, Andalucía es la autonomía más empleadora, ya que, sus 4,3 millones de firmas suponen que el 25 por ciento de los contratos que se firman en España, se firman en esta región.

Con volúmenes notables, también superiores a 1,5 millones de contratos, se encuentran Cataluña (2.354.044), la Comunidad de Madrid (1.946.889) y la Comunitat Valenciana (1.684.719)