Quantcast
sábado, 29 enero 2022 9:13

Ecologistas en Acción pide la protección para 200 olivos centenarios que se están talando en Villamanta

Ecologistas en Acción han solicitado este martes protección para los olivos centenarios que se están talando en Villamantilla desde noviembre. Ya se han cortado alrededor de cien y quedan aproximadamente otro centenar.

El pasado 20 de noviembre, en una parcela rústica situada al sureste del casco urbano, en el paraje La Vega de Villamanta, comenzó la tala de 200 olivos de entre 300 y 500 años. Se desconoce el motivo aunque podría ser un cambio de cultivo más rentable para la propiedad. Los árboles talados estaban sanos y producían aceitunas, como han comprobado en las ramas tiradas en el suelo junto a cada tocón.

Ecologistas en Acción lamenta la pérdida de olivares tradicionales madrileños y de sus árboles multicentenarios, ya que, según explican, parte del patrimonio arbóreo, cultural y paisajístico de la Comunidad de Madrid y del resto del Estado.

La historia del olivo tiene sus raíces en el propio origen de la agricultura, en las primeras civilizaciones del Mediterráneo. Estos árboles pueden sobrepasar los mil años, como es el caso del ejemplar más antiguo del mundo, datado hasta la fecha, conocido como La Farga de l’ Arión. Un ejemplar plantado en el 314, hace 1.707 años, que se encuentra en Ulldecona (Tarragona) y que forma parte del Museo Natural de Olivos Milenarios de l’ Arión, iniciativa que facilita las visitas a este y otros olivos de una forma ordenada y sin perjudicar a los árboles y a su entorno.

Según Ecologistas, más de 300 millones de olivos cubren gran parte de los paisajes de España y 2,3 millones están en la Comunidad de Madrid, especialmente en el sureste y suroeste pero también en zonas de premontaña (Torrelaguna, Torremocha de Jarama). En el municipio de Villamanta, según datos de la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Comunidad de Madrid hay 13.374 olivos.

Actualmente, la creciente sensibilización de la sociedad hacia los problemas de su entorno medioambiental, está concediendo al olivar tradicional un papel destacado en el paisaje, en el mantenimiento de la población rural, o en la conservación de los recursos genéticos de la especie, apuntan.

«En este nuevo contexto y debido principalmente a la presión urbanística, al creciente uso del olivo como planta ornamental, a cambios de cultivo y al vacío legal existente, aparecen problemas tales como la tala, el arranque y la venta indiscriminada de olivos centenarios», añaden los ecologistas.

La eliminación de olivos centenarios, continúan, además de suponer una pérdida ambiental y cultural conlleva la reducción del número de variedades cultivadas. En los últimos 20 años el cultivo de variedades minoritarias ha pasado de un 39% a un 9%, estando el panorama dominado por tres variedades Picual, Hojiblanca y Arbequina. En la región madrileña, las variedades mayoritarias son Cornicabra y Manzanilla Castellana.

En este contexto algunas comunidades autónomas han legislado para proteger los olivos y olivares multicentenarios. Son los casos de la Comunidad Valenciana con la Ley 4/2006, de 19 de mayo, de patrimonio arbóreo monumental. Esta norma confiere protección genérica al arbolado que supere los 350 años.

Más recientemente, en Cataluña se ha aprobado la Ley 6/2020, de 18 de junio, de protección, conservación y puesta en valor de los olivos y olivares monumentales que afecta a ejemplares que alcancen o superen los 150 centímetros de perímetro. En ambos casos se tienen en cuenta ayudas y/o desgravaciones fiscales para compensar a la propiedad de los olivares tradicionales o ejemplares monumentales.

PROTECCIÓN AL OLIVAR

Ecologistas en Acción ha solicitado al Ayuntamiento de Villamanta que valore la posibilidad de aprobar una ordenanza de protección del olivar tradicional y de los olivos centenarios. Por ejemplo Castelldefels (Barcelona) cuenta, desde 1989, con la Ordenanza Municipal de Protección de Espacios Verdes y Paisaje Urbano, en la que se protegen los ejemplares de olivo y acebuche (olivo silvestre), además de otras especies como el pino piñonero, el algarrobo o el palmito.

Además la organización ecologista solicitará a los diferentes grupos parlamentarios que insten al Gobierno regional a presentar un proyecto de Ley de protección de los olivos centenarios madrileños y un catálogo de olivos monumentales. «Sería una forma de puesta en valor de árboles espectaculares que podrían transformarse en dinamizadores de la economía rural», han indicado.