Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 8:14

El Museo Arqueológico inaugura un nuevo espacio con fósiles de hace 23 millones de años

La Comunidad de Madrid tendrá un nuevo espacio en el que podremos encontrar fósiles, reconstrucciones de animales y paisajes, y mucha historia geológica de la región. Se trata de una nueva sala en honor al paleontólogo Emiliano Aguirre tras su fallecimiento en el pasado 11 de octubre. Un lugar lleno de historia y aprendizajes en el que conocer toda la riqueza paleontológica de la capital española.

El paleontólogo español, Emiliano Aguirre inició el estudio de los yacimientos de la sierra de Atapuerca recibiendo el premio Príncipe de Asturias y la medalla de oro al Fomento de la Investigación. Ésta ampliación del Museo Arqueológico Regional, supone un importante cambio en la institución, tanto en su aspecto físico como en su nombre, puesto que pasará a denominarse Museo Arqueológico y Paleontológico de la Comunidad de Madrid.

Marta Rivera de la Cruz, consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid ha inaugurado este nuevo espacio junto con la directora general del Patrimonio Cultural, Elena Hernando, y el director del Museo Arqueológico Regional, Enrique Baquedano. Además, el profesor de Investigación del CSIC y asesor científico del nuevo espacio, Jorge Morales, ha querido también intervenir en la presentación de este didáctico lugar.

La Comunidad de Madrid destaca por tener yacimientos conocidos a nivel mundial del periodo Mioceno, transcurrido entre 23 y 5 millones de años atrás. La curiosidad por saber como era la vida hace millones surge de la aparición de los primeros fósiles junto a las terrazas del río Manzanares. A partir de ese momento, la fiebre por querer conocer más información sobre aquellos restos llevó a indagar en el pasado.

La exposición madrileña muestra algunos restos de hace millones de años en una colección del Mioceno que procede del Cerro de los Batallones en Torrejón de Velasco. Durante la visita del recorrido tenemos la oportunidad de vivir la evolución del ambiente ecológico madrileño, a través de fósiles y montajes anatómicos, entre otros elementos.

Junto a éstos restos arqueológicos, el museo ha llevado a cabo recreaciones paisajísticas de gran calidad científica y artística, obra del paleoartista de reconocimiento internacional Mauricio Antón, especializado en la reconstrucción científica de la vida del pasado.

De este modo, se fomenta a los más jóvenes los conocimientos sobre la vida en Madrid hace millones de años aunque el proyecto también contiene experiencias para aquellos más expertos en este misterioso ámbito de investigación. La influencia de Emiliano Aguirre estará muy presente en toda la sala con sus múltiples contribuciones tanto al campo de la paleontología como de la arqueología prehistórica, geología del cuaternario y paleontología humana.

LA VIDA EXCEPCIONAL DE EMILIANO AGUIRRE

Con una trayectoria científica brillante, Emiliano Aguirre al cual se le dedica el nuevo espacio del museo, fue uno de los investigadores más relevantes del siglo XX. Nacido en Ferrol en el año 1925, Aguirre nos dejó una huella en el mundo de la ciencia y la paleontología insuperable.

Desde el año 1961, el científico comenzó su actividad como profesor catedrático que dio la vuelta al mundo, colaborando en diferentes partes del mundo con instituciones y publicaciones sobre Paleontología. Pero Atapuerca fue sin duda alguna su leyenda legendaria.

Descubrió la conocida como “Trinchera del Ferrocarril”, donde se encontró el yacimiento y las pinturas de la Cueva Mayor. El investigador continuó con sus excavaciones y halló restos fósiles y evidencias de la presencia de cinco especies de homínidos distintos, todo un acontecimiento que hizo historia en el mundo.

Por todo ello, Emiliano Aguirre situó a la paleontología español como pionera en el mundo, llegando a dirigir el Museo Nacional de Ciencias Naturales en Madrid. Su legado aún perdura en la actualidad, y parte de sus descubrimientos se pueden ver en la nueva sala del Museo Arqueológico de Madrid situado en la emblemática calle Serrano.